Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La torre eléctrica del Passeig Torroja de Tarragona ya es historia

Las afectaciones viarias aún seguirán unas semanas, ya que el desmontaje forma parte de un proyecto más amplio, impulsado por Endesa, para mejorar el suministro en la zona

| Actualizado a 10 mayo 2022 21:46
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La torre eléctrica del Passeig Torroja ya es historia. Ayer por la mañana un equipo de operarios de la compañía Endesa procedía al desmontaje de esta estructura que durante varias décadas ha dificultado la circulación de vehículos por este eje, que discurre a escasos metros del perímetro de la muralla. Los trabajos aún se prolongarán unas semanas, pese a ello, tanto la eléctrica como el Ayuntamiento de Tarragona celebraban que con esta actuación se pone el punto y final a una «reivindicación histórica» que mejorará la seguridad y la circulación de la zona.

La operación se ponía en marcha cuando faltaban escasos minutos por las once de la mañana. Una grúa de grandes dimensiones sujetaba el extremo superior de la torre de 16 metros, mientras el equipo de operarios recortaban la estructura metálica. En escasos minutos consiguieron levantarla y podía procederse a continuar la operación, que se prolongó algunas horas, ya que el siguiente paso era eliminar la base de hormigón.

La responsable de la obra por parte de Endesa, Carme Cárdenas, explicó que la actuación se enmarca en el plan de inversiones anual de la compañía que afecta a «la mejora de la red de media tensión en la zona y que permite mejorar el servicio eléctrico de prácticamente 4.500 clientes, al mismo tiempo que actualiza la red y la prepara para los usos energéticos del futuro».

El siguiente paso será desconectar el antiguo centro de transformación dentro del recinto de la escuela

Los trabajos empezaron antes de Semana Santa. En la primera fase se instaló un nuevo centro de transformación junto al Col·legi Sant Pau y se empezaba la apertura de una zanja de 405 metros de longitud, hasta la plaza Mn. Prefecte Cabré, que permitirá el soterramiento del cableado. Ayer a primera hora de la mañana se procedía a realizar la descarga de la torre y de la línea, lo que permitía afrontar este nuevo paso sin necesidad de cortar el suministro eléctrico. Pese a ello, los trabajos aún no han finalizado. Cárdenas explicó que tendrá que instalarse una nueva torre, en unos terrenos particulares al otro lado de la carretera, y a partir de ahí Industria de la Generalitat tendrá que aprobar la documentación para la legalización de las instalaciones, lo que permitirá su conexión final. Asimismo, el siguiente paso será desconectar el antiguo centro de transformación dentro del recinto de la escuela. Esta operación está fijada para el próximo 6 de junio. Con todo, la representante de la compañía apuntaba que las obras finalizarán «lo antes posible», sin fijar una fecha en el calendario.

El concejal de Territori, Xavier Puig, destacó que la intervención «supone una mejora urbanística muy grande, a partir de una actuación modesta». Puig lamentó que la estructura «formaba parte del paisaje de los tarraconenses» lo que «generaba inseguridad y molestias para las personas». Por este motivo, puso en valor que «esta licencia es de las que me ha hecho más ilusión de poder tramitar». La compañía valoró en 180.000 euros los costes de la intervención. Aunque no se sabe desde cuando esta torre invadía una parte de la calzada, se conoce que hace más de setenta años ya estaba allí.

Comentarios
Multimedia Diari