Las cuarentenas en las escuelas por Covid se limitan a los infectados

TARRAGONA. En la primera semana del segundo semestre, el número de infectados ha batido todos los récords desde el inicio de la pandemia, pero con el nuevo protocolo establecido solo se ha cerrado un aula en Cunit de las 11 de toda Catalunya

| Actualizado a 17 enero 2022 17:02
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La Escola Pompeu Fabra de Cunit se convirtió ayer en el primero de los 637 centros educativos de la provincia en cerrar un aula por Covid-19. El nuevo protocolo establecido en este segundo trimestre por la Generalitat debe sumar cinco o más casos activos en una misma clase. Y en el caso de la escuela cunitense, hay 9 positivos: 3 docentes y 6 alumnos de la misma aula.

El grupo deberá estar en cuarentena siete días y una vez este plazo, y con un test de antígenos (recomendable) se volverá a la normalidad para todos aquellos que den negativo. Esta aula de Cunit es una de las 11 que ayer el Departament de Educació ordeno su confinamiento.

El cambio de protocolo está generando más dudas que soluciones y prueba de ello es las diferentes comparecencias esta semana de los responsables de Educació o la reunión telemática del conseller d’Educació, Josep Gonzàlez-Cambray, con más de 5.000 docentes para explicar el protocolo y escuchar dudas o reclamaciones.

El protocolo se ha flexibilizado respecto al primer trimestre de curso y existe cierta relajación en las medidas preventivas, salvo que los síntomas sean un claro indicio de tener la Covid. Este protocolo más laxo ha permitido iniciar el segundo semestre con casi la totalidad de las aulas abiertas en Tarragona, a pesar que las cifras de enfermos que se recogen a diario son altamente preocupantes. El cierre del grupo de la escuela Pompeu Fabra rompía ayer el 100% de grupos operativos en la demarcación.

Los casos se disparan

La pandemia sigue creciendo y los datos del Departament de Salut reflejan que la sexta ola todavía no ha iniciado la fase de descenso. Ayer, Catalunya registró 35.426 contagios de la Covid, de las cuales 3.237 están en la provincia de Tarragona.

Estos datos preocupantes también se trasladan a los centros educativos de la demarcación, donde el número de alumnos, profesores y personal de servicio enfermo se ha disparado de forma exponencial en esta vuelta de las fiestas navideñas.

Este incremento de casos (ver gráficos anexos), con los cambios de protocolo aprobado, no ha frenado la actividad docente, porque solo se deja en «fuera de juego» a los enfermos y algún contacto estrecho. De esta forma, se han eliminado los confinamientos de grupos que lastraban la actividad en el primer trimestre.

Los datos ofrecidos por Educació son cifras jamás vistas en los casi 22 meses de pandemia oficial. Catalunya tiene 59.750 personas con virus (51.415 de ellas son alumnos). En la demarcación, la tónica es similar: 5.171 personas enfermas repartidas en los centros de las diez comarcas de la provincia.

Con el nuevo protocolo, los confinados de los centros educativos casi se ajustan únicamente a las personas enfermas, puesto que si estos alumnos no coinciden en la misma aula hasta un mínimo de 5, el grupo no se confina y la rutina no se altera.

Así, se digiere que en un aumento exponencial de casos de la Covid-19 en las escuelas, guarderías o institutos tarraconenses, no se cierra ni el centro, ni tan siquiera las aulas. En Catalunya, los datos oficiales del día 14 hablan de 11 grupos y uno, el de Cunit, en la provincia de Tarragona. Aunque el caso del Baix Penedès obliga a cerrar el grupo, hay centros que el número de positivos activos se ha disparado, siendo el Institut de l’Ebre, de Tortosa, el que registra más personas enfermas en activo con 75 .

El conseller Gonzàlez-Cambray, dijo esta semana que se garantizará la cobertura de las bajas de profesores de corta duración para evitar que su ausencia impida dar clase. Las bajas hasta diciembre se cubrían a partir de la semana o más días de enfermedad y ahora el relevo se hace a partir del quinto día.

El miércoles, el conseller hizo una reunión telemática con más de 5.000 profesores. Cambray alabó el trabajo de los docentes afirmando que «es el tercer curso que estamos en pandemia y no es fácil. Los maestros sois los que hacéis la escuela un feudo posible seguir avanzando el sistema educativo». La situación parece paradójica: más casos de coronavirus y más flexibilidad en el control de la pandemia. Por ello, la CGT ha denunciado que este nuevo protocolo «maquilla» las cifras de los confinamientos, y simula «una falsa apariencia de la normalidad».

Comentarios
Multimedia Diari