Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Los quioscos vacíos de Tarragona esperan ofertas hasta el 26 de septiembre

    En licitación. El Ayuntamiento busca activar los espacios en desuso desde hace años. Tres de estos se encuentran en la Rambla Nova –a un canon mensual de unos 300 euros– y el otro en la Rambla Lluís Companys, a 107 al mes

    23 agosto 2023 20:10 | Actualizado a 24 agosto 2023 20:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    El Ayuntamiento de Tarragona sigue a la espera de poder culminar el Plan Quioscos. Después de que en 2021 el anterior gobierno municipal (ERC-Junts-CUP) reactivara el proceso para reabrir ocho casetas vacías de la ciudad –logrando nuevos inquilinos para la mitad de ellas–, ahora el nuevo ejecutivo socialista sigue en la misma línea e insiste en la caza y captura de emprendedores.

    Por ello, después de una nueva licitación sin éxito para cuatro de estos espacios, el pasado 11 de agosto la corporación publicó el anuncio para insistir en una subasta que se alargará hasta después de Santa Tecla. A raíz de ello, los inmuebles –que cuentan entre 6,25 y 9 metros cuadrados de superficie– esperarán ofertas hasta el 26 de septiembre. Ese día será clave para saber si los recintos podrán tener futuro o no.

    En el decreto firmado por el concejal de Territori i Patrimoni, Nacho García (PSC), se recalca que «en un contexto de replanteamiento y de un nuevo formato de la actividad que desarrollan los quioscos para atender las necesidades actuales de la sociedad –motivadas por el descenso general de sus ingresos–, se han tenido en consideración nuevos escenarios, respetando los formatos tradicionales». A tal efecto, la resolución destaca que «se ha permitido la autorización de nuevos productos, más allá de la actividad tradicional de venta de prensa, alimentos, flores y loterías, y se ha regulado con mayor detalle el conjunto de derechos y obligaciones de los concesionarios».

    «Por todo ello, estos pliegos se configuran como una forma de actualización de estos espacios de uso público, que deben permitir, por un lado, la reactivación económica de las actividades llevadas a término en los quioscos mediante la incorporación de nuevos formatos complementarios de venta y, por otro, la reactivación y recuperación de la oferta comercial y turística de las zonas donde están ubicados», señala el teniente de alcalde.

    Entre 6,25 y 9 m2 de superficie

    Tres de las construcciones se encuentran en la Rambla Nova –en los números 39, 40 y 102– mientras que la cuarta está situada en la Rambla Lluís Companys, frente al Institut Vidal i Barraquer.

    El quiosco más costoso está en el número 102 de la Rambla. Para este recinto, de 6,25 metros cuadrados de superficie, se piden 354,74 euros al mes, lo que al final del año se traduce en una apuesta de 4.256,88 euros. ¿Qué valor añadido presenta este emplazamiento? Durante las últimas campañas de los Bons Comerç ha sido el punto físico dónde obtener los vales descuento. ¿Qué más se puede pedir?

    Paralelamente, la opción más económica se centra en otro espacio de 6,25 metros cuadrados situado en la Rambla Lluís Companys, frente a la sede del Diari de Tarragona y del Col·legi de l’Advocacia. Su canon de licitación se sitúa en los 106,94 euros mensuales o, lo que es lo mismo, 1.283,28 al año. Este equipamiento fue el que a finales de 2021 se ofreció de manera temporal a los antiguos propietarios del histórico quiosco ya desparecido de la Plaça Imperial Tarraco.

    Ya en el primer tramo de la Rambla Nova, en el número 40 hay una caseta de nueve metros cuadrados de superficie cuyo precio de salida para su concesión es de 319,27 euros, lo que se traduce en 3.831,21 anuales. Justo enfrente, especialmente significativo es el caso del quiosco del número 39 de la Rambla Nova, a la altura de la calle Adrià, que hasta el 1 de agosto de 2021 albergó la Administración de Loterías número 1, que hasta ese momento era la más antigua de la ciudad. Su concesión caducó en 2017, sus gestores se jubilaron en verano de 2021 pero hasta la fecha aún no se ha logrado actualizar su situación. Tiene una superficie de nueve metros cuadrados y, en la licitación, se estipula un canon mensual de 319,27 euros, que a lo largo del año supondrían 3.831,21 euros. ¿La recompensa? Estar al lado del emblemático Avi Virgili, que esto no tiene precio. ¿Quién se anima?

    Comentarios
    Multimedia Diari