Tarragona recibe a los Reyes con las calles abarrotadas de gente

Centenares de familias vivieron con mucha ilusión la recuperación de la Cabalgata tras un 2021 sin ella. La mayor parte del público llevaba mascarilla, pero las distancias de seguridad brillaron por su ausencia

| Actualizado a 06 enero 2022 11:30
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Esta ha sido una gran tarde en Tarragona. Los Reyes Magos han vuelto a estar cerca de los niños y niñas con la tradicional Cabalgata después de que el año pasado se tuviera que cancelar por culpa de la pandemia de la Covid-19. Pese a que el virus sigue aquí, este 2022 se ha recuperado la desfilada del día 5, eso sí, con mascarilla y sin tirar caramelos para evitar corrillos de gente. En Tarragona ha habido durante todo el recorrido mucha expectación, desde la llegada de Sus Majestades al Serrallo por vía marítima, hasta la Plaça de la Font, con grandes concentraciones de gente especialmente en la calle Reial, la calle Apodaca, la calle Unió y en la Rambla Nova. En general se ha cumplido con la obligación de llevar el tapabocas, e incluso los Reyes y los pajes lo han usado, pero lo de mantener las distancias de seguridad era una batalla perdida. 

Eran las 18.15 cuando Melchor, Gaspar y Baltasar han lelgado en barco al barrio pesquero de la ciudad, ante los aplausos y saludos de las decenas de familias que han decidido ir a recibirlos. Entre ellas estaba Mireia Roures con sus hijos. El mayor, de 5 años, estaba muy contento de poder volver a ver y saludar a los Reyes, que espera que le traigan los legos y el disfraz de Spiderman que les ha pedido. Por su parte, Roures aseguraba que «venimos cada año a ver la llegada aquí en el Serrallo porque es el sitio más bonito para verlo» y explicaba que lo estaban viviendo con normalidad, «llevando la mascarilla e intentando mantener la distancia con otra gente, pero es fantástico que se haya recuperado». 

Una vez en tierra firme, Sus Majestades han subido al balcón del Teatret del Serrallo, desde donde hicieron su parlamento. Melchor ha celebrado que «ya volvemos a estar aquí, pero nada cansados, ver vuestras caras de alegría nos hace olvidar las dificultades de estos años». Gaspar ha asegurado que «hemos recibido todas vuestras cartas y habéis pedido muchas cosas, pero sabemos que habéis sido buenos». En este sentido, Baltasar ha añadido que «pensaréis que en Tarragona hay muchos niños y solo somos tres Reyes, pero con la ayuda de los pajes os traeremos todos los regalos».

Antes la concejala de Cultura i Festes del Ayuntamiento les ha dado la bienvenida y les ha dicho que repartieran «alegría, bondad y regalos». Pese a todo, ha reconocido que «no es fácil conseguir la unión necesaria para construir una ciudad mejor», por lo que ha pedido «imaginación, tolerancia, empatía y generosidad» para Tarragona. 

Tras unos espectaculares fuegos artificiales, los tres Reyes Magos han bajado de nuevo a la calle y han sido llevados en coche hasta la calle Reial, donde han subido a sus respectivas carrozas y se ha dado inicio a la Cabalgata. En total han sido 18 las plataformas que desfilaron por la ciudad, entre las cuales han destacado las tres que transportaban a los Reyes, las de los juguetes, la del oasis, la del foro romano, la de la Catedral o la del elefante recién nombrado Orient. 

Durante el recorrido ha habido varios puntos en los que había grandes concentraciones de gente, principalmente en la Plaça dels Carros y en la Plaça Prim. En las calles Apodaca y Unió también había muchas familias con sus pequeños, así como en la Rambla Nova, pero en ésta con grupos más separados. 

A medida que las carrozas han dio avanzando se escuchaban las típicas frases de «¡ya vienen!» o «¡mira, ya los veo!». En la calle Unió, Biel Pernau, de 8 años, esperaba ansioso el paso de los Reyes. A la vez que aseguraba que le hacía mucha ilusión la llegada de Sus Majestades dos años después, reconocía que «no he pedido ni muchas cosas ni pocas, pero de la mayoría ni me acuerdo». No obstante, decía, y así lo asentía su padre, que se ha portado muy bien durante el 2021. Ya en la Rambla Nova, Eric y Alex, de 9 y 7 años, también esperaban con muchas ganas poder ver a Melchor, Gaspar y Baltasar.

En su caso han asegurado no haber pedido muchos regalos y estaban seguros que les traerán «cosas chulas». Por su parte, Carlos Albiol, su padre, ha comentado que «está muy bien que se vuelva a hacer la Cabalgata, que los niños lo viven y lo disfrutan con mucha ilusión y estamos contentos por ellos». En este sentido, Albiol ha asegurado que «llevan todo el día nerviosos esperando este momento tan bonito para ellos». 

Finalmente, en su llegada a la Plaça de la Font, en la que también se ha concentrado bastante gente, el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, ha entregado a los Reyes Magos las llaves de todas las casas de la ciudad para que puedan llevar los regalos a cada uno de los niños y niñas que viven en ella. 

Comentarios
Multimedia Diari