TGN cancela las líneas de autobús 21 y 23 y no habrá servicio para ir al Nàstic

Hoy las frecuencias del transporte municipal serán como las de un domingo. Ayer los usuarios denunciaron numerosas incidencias

| Actualizado a 12 marzo 2022 06:27
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Me ha tocado esperar hora y media y he tenido que llamar para decir que llegaba tarde a la empresa donde estoy haciendo prácticas... La otra mujer que esperaba conmigo estaba nerviosa porque tenía médico», se lamenta una joven que se ha quedado esperando que pasara el autobús de la línea 12 que enlaza La Móra con el centro de la ciudad.

La suya era una de las tantas quejas que provocaba ayer el cúmulo de incidencias en los autobuses de la EMT que llevan ya una semana sin funcionar con normalidad.

Otra mujer explicaba que el hecho de que no funcionen los autobuses supone toda una cascada de problemas. Ella necesitaba coger el 54 (Bonavista – Pere Martell – Cooperativa Tàrraco) para ir a buscar a su nieta para que su hija fuera a trabajar... Y así un sinfín de historias, teniendo en cuenta que ayer 11 de las 17 líneas de la empresa de transporte municipal no cumplieron con los horarios estipulados.

Líneas suspendidas

Tampoco está previsto que el servicio recupere la normalidad este fin de semana. De hecho, según explica la empresa, a partir de hoy «los servicios de sábado y festivos adaptarán sus horarios a las frecuencias del domingo».

A esto habrá que sumar que se suspenderá todo el servicio de las líneas 21 (Estació - Pg.Torroja - Catalunya - Pl.Imp.Tàrraco - Estació) y 23 ( Estació - Hosp. Joan XXIII - Estació).

Se cancela, además, el servicio especial de fútbol para ir a ver al Nàstic y también habrá incidencias en la línea 13 (Entrepins - Passeig de les Palmeres) y la 55 (Rodolat del Moro - St. Pere i St. Pau) donde el servicio se prestará solo bajo demanda. Si el usuario quiere que el autobús lo recoja será necesario llamar al teléfono 671 008 219 con antelación.

En la línea 22 (sentido Nàutic) los autobuses no llegarán hasta la estación de RENFE a menos que los usuarios lo pidan.

Los problemas para cumplir con los trayectos establecidos han sido achacados por la empresa a un aumento del número de conductores de baja y de vacaciones. En el caso de las bajas las mismas se cubrían con horas extra pero, como son voluntarias, los trabajadores pueden negarse a hacerlas.

En palabras de Jordi Fortuny, presidente de la EMT, «lamentamos mucho las incidencias producidas a raíz de esta coyuntura sobrevenida» y, añade, «agradezco la paciencia de las personas usuarias, que son las principales afectadas por esta situación inusual».

Apunta que después de contratar cinco conductores el miércoles pasado «continuamos trabajando en la incorporación de nuevos conductores y conductoras que nos ayuden minimizar el impacto que las bajas han generado en el servicio y al restablecimiento de la normalidad en las frecuencias de de los autobuses».

Se da la circunstancia de que el comité de empresa de la EMT ha convocado paros parciales para los días 22, 24, 29 y 31 de marzo en protesta por la falta de personal e incumplimiento de los descansos, entre otros motivos.

Comentarios
Multimedia Diari