Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Tres quioscos seguirán vacíos tras renovarse las concesiones

    El Ayuntamiento abrirá un segundo concurso para que haya nuevas oportunidades de negocio en los espacios ubicados en la Rambla Nova y en Lluís Companys

    05 diciembre 2022 20:11 | Actualizado a 06 diciembre 2022 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Tres de los siete quioscos ubicados en el centro de la ciudad seguirán vacíos tras resolverse el concurso administrativo que convocó el Ayuntamiento de Tarragona a mediados del pasado mes de mayo. De hecho, este procedimiento no ha servido para aportar nuevas ocupaciones, ya que los espacios que seguirán son los que ya tenían una actividad. Esto ha hecho que la administración local haya anunciado la voluntad de abrir un segundo concurso, en el cual cambiarán algunos de los requisitos, por tal de que puedan introducirse nuevos usos.

    Así lo avanza el concejal de Béns i Patrimoni, Hermán Pinedo, quien defiende que este proceso ha permitido que «tengamos todos los quioscos en regla, con los permisos en vigor, lo que nos permite cerrar una etapa de inseguridad jurídica».

    Pinedo recuerda que seis de estos siete negocios «tenían las concesiones caducadas desde hace años». Con el objetivo de regular la situación, el Ayuntamiento redactó un concurso con las cláusulas administrativas y un pliegue de prescripciones técnicas para el uso privativo de estos establecimientos, durante un periodo de cuatro años, más otros cuatro de prorrogables.

    El procedimiento hacía referencia a siete espacios, de los cuales cinco están ubicados en la Rambla Nova, otro en la Plaça Verdaguer y un último en la Rambla President Companys. Las ofertas presentadas corresponden a la ocupación de las dos floristerías de la rambla, ubicadas en los números 55 y 65, además de un quiosco de prensa, helados, alimentos y refrescos que hay en el número 74 de este mismo eje. También mantendrá su actividad la floristería Tecla Amigó, en la Plaça Verdaguer.

    Hubo una quinta oferta que no pudo seguir adelante por falta de experiencia acreditada

    En cambio, los lotes que han quedado desiertos son los que corresponden a los números 39 y 102 de la Rambla Nova, además del quiosco de la Rambla President Companys. El primero de estos es el que está en la esquina con la calle Adrià, que tiene una superficie de nueve metros cuadrados, en la que antiguamente había la administración de lotería número 1.

    En cuanto a los otros dos, ambos se dedicaban a la venta de prensa y publicaciones, el más próximo a la Font del Centenari tiene una superficie de 10 metros cuadrados, mientras que el que queda delante del Institut Vidal i Barraquer albergó durante un tiempo un negocio de venta de cafés y tiene unas dimensiones de 6,25 metros cuadrados de superficie.

    Miquel Carrió afirma que la tramitación «ha sido la correcta», teniendo en cuenta que «ya estábamos con una prórroga que caducaba». Carrió tiene en concesión una de las floristerías de la Rambla Nova desde hace cincuenta años. «Por lo que nos queda, ahora ya hasta la jubilación», añade.

    El Ayuntamiento recibió una quinta oferta para un negocio de prensa y publicaciones periódicas, alimentos y refrescos, para el espacio de la Rambla Nova que utilizó la concejalía de Comerç durante la campaña de los bonos.

    No obstante, la solicitud tuvo que desestimarse ya que la persona interesada no pudo aportar la documentación que acreditara una experiencia mínima de cinco años en la explotación este modelo de negocio. Este era uno de los requisitos que fijaban las bases y que ahora quiere modificarse.

    «Hemos visto que esto puede limitar a la gente que quiere abrir un negocio nuevo o a los jóvenes, o que personas que tienen una experiencia en otro país y no la pueden acreditar, se queden fuera por lo que vamos a abrir un segundo concurso en el que se quitará esta cláusula», afirmó Pinedo. Como contraprestación se exigirá una fianza, ya que la administración local defiende que es imprescindible para «garantizar una continuidad».

    Pinedo avanza que esto debe facilitar que otros colectivos se interesen por la explotación de estos espacios, «favoreciendo la llegada de otros usos no tradicionales que tengan un sentido en el año 2022». Y es que, el concejal Pinedo, afirma que «el objetivo es que todo estén abiertos, prestando un servicio a la ciudad y a las personas».

    Comentarios
    Multimedia Diari