Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Turismo

El agua, un elemento para disfrutar sin límites en la Costa Daurada y Terres de l'Ebre

Mar, ríos, pantanos, los escenarios para practicar deportes acuáticos o de aventura permiten conocer de una manera íntima el territorio

Diari de Tarragona

Whatsapp
Kayak en Miravet. FOTO: Cedida

Kayak en Miravet. FOTO: Cedida

En Tarragona el agua es infinita. La costa del mar Mediterráneo, el río Ebre y varios pantanos son escenarios perfectos para las actividades acuáticas: surf, snorkel, submarinismo, kayak, vela, barranquismo, etc. Las posibilidades de este elemento son para todos los gustos. 

La Estación Náutica de la Costa Daurada y la Estación Náutica de Sant Carles de la Ràpita agrupan buena parte de la oferta existente, un modo excelente de acercarse al amplio abanico del turismo náutico y de aventura: pesca deportiva, jet ski, catamaranes, paddle surf, etc.

Snorkel. FOTO: Plàncton Diving

En el Baix Penedès, la zona de L’Hospitalet de L’Infant y L’Ametlla de Mar conservan lugares soberbios para su práctica gracias a su rico fondo marino y a la existencia de empresas especializadas. Entre estos parajes acuáticos encontramos la Cova del Llop Marí, uno de los rincones más increíbles que se puede conocer haciendo paddle surf.

54 hectáreas tiene la Bassa de les Olles, un paraje en pleno Delta del Ebro donde practicar kayak o paddle surf

En Salou y Cambrils se pueden hacer excursiones en grandes catamaranes. Disfrutar del sol y la brisa marina en una salida por el mar de tres horas con comida incluida. O también el parasailing, volar sobre el mar, a 100 metros de altura con un paracaídas.

A la largo de la costa, además, es fácil encontrarse con practicantes de surf y en delta del Ebre con los amantes de la espectacular modalidad del kitesurf. En Amposta las posibilidades en el agua van del wakeboard al kitesurf, el submarinismo a la pesca de la dorada.

Las playas de L’Ampolla son un lugar perfecto para practicar vela y windsurf. Esta puerta del Delta del Ebro cuenta con parajes como la Bassa de les Olles, 54 hectáreas que conforman la laguna más pequeña del parque natural y se puede disfrutar en kayak. Además, también se pueden hacer excursiones a los viveros de mejillón y ostras, con degustación incluida.

El macizo natural de los Ports es ideal para practicar el barranquismo. El río Canaletes, el barranco de la Vall Figuera o el Rincón de la Gralla son algunos de los puntos más transitados. La normativa del parque limita el número de descensos y prohíbe el barranquismo en espacios de especial interés natural. También es posible navegar por el Ebro, ya sea en amplias embarcaciones o en kayak o piragua por parajes como Miravet, Benifallet y Vinebre.

Temas

Comentarios

Lea También