Catalunya abrirá una oficina para recoger denuncias de racismo

Prevé un reglamento sancionador y una oficina para poder interponer las denuncias

Efe

Whatsapp
Una pancarta contra el racismo. PIXABAY

Una pancarta contra el racismo. PIXABAY

El Govern de la Generalitat abrirá durante el primer trimestre de 2022 una oficina para que las víctimas de racismo puedan presentar denuncias administrativas, mientras que la semana que viene arrancará el proceso participativo de la ley catalana contra el racismo, que incluirá encuentros y grupos de trabajo.

Así lo ha avanzado este viernes la consellera de Igualdad y Feminismos, Tània Verge Mestre, desde el barrio de La Mina de Sant Adrià de Besòs junto con el socio fundador del Centro Cultural Gitano, Manuel Fernández, y la presidenta de la asociación Voces Gitanas, Paqui Perona, en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos.

Tal y como ha explicado Verge, la nueva ley será "pionera y garantista en la igualdad, la libertad y la justicia social respecto de las personas racializadas" y se gestionará de forma coordinada con la actual de igualdad de trato y no discriminación. Además, prevé un reglamento sancionador y una oficina, que abrirá a lo largo del primer trimestre de 2022, para recoger denuncias administrativas, mientras que las agresiones seguirán por la vía penal.

Un proceso que durará meses

Tras la aprobación la semana pasada de la memoria preliminar por parte del Consell Executiu, arrancará ahora un proceso participativo que durará "algunos meses" con el objetivo de "identificar la problemática y los diferentes elementos a corregir tanto en el ámbito social como institucional".

Para ello, ha detallado Verge, la semana que viene se activará un portal telemático abierto a toda la ciudadanía que se complementará con encuentros presenciales en toda Cataluña y grupos de trabajo de ámbito territorial y temáticos, centrados en las diferentes formas de discriminación étnico-racial, como el antigitanismo, la islamofobia o la xenofobia.

También se crearán grupos que traten la perspectiva de género e interseccional cruzada con el racismo y la recogida y tratamiento de datos estadísticos.

"Esta ley quiere poner la perspectiva antirracista de manera transversal en todas las políticas públicas", ha subrayado la consellera, quien ha opinado que esta legislación es "más necesario que nunca" en un contexto en el que "los discursos de odio tanto por lgtbifobia como por origen o discriminación étnico-racial están subiendo".

Temas

Comentarios

Lea También