Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bélgica avisó a los Mossos sobre el imán de Ripoll

El Govern asegura que no hubo ninguna comunicación 'oficial' del aviso

EFE

Whatsapp
Varios agentes de los Mossos D¿Esquadra vigilan en un control en la carretera C-17 a su paso por Ripoll. Foto: EFE

Varios agentes de los Mossos D¿Esquadra vigilan en un control en la carretera C-17 a su paso por Ripoll. Foto: EFE

La policía de Vilvoorde (Bélgica) comunicó hace 17 meses al número dos de los servicios de información de los Mossos d'Esquadra sus sospechas sobre Abdelbaki es Satty, el imán de Ripoll y cerebro de la célula terrorista que atacó Barcelona.

Según publican diversos medios de comunicación, el aviso se produjo en marzo de 2016 durante la estancia de Es Satty en Vilvoorde, ciudad a la que había llegado dos meses antes y que durante años fue uno de los principales focos yihadistas de Europa.

Ésta fue la primera alerta que tuvieron las fuerzas de seguridad sobre Es Satty, que poco después se desplazó a Ripoll para ejercer como imán.

El jefe de la Unidad de Análisis Estratégicos de la comisaría general de información de los Mossos d'Esquadra, Daniel Canals, respondió por correo electrónico a las sospechas de la policía de Vilvoorde sobre los posibles lazos terroristas de Es Satty, según publica hoy el diario El País.

El 8 de marzo, Canals, números dos del servicio de información de la policía autonómica, respondió a la policía belga que Abdelbaki Es Satty "no era conocido", si bien una persona con el mismo apellido había sido investigado por sus vínculos yihadistas en otra operación.

Se trataba de su pariente Mustafa es Satty, imán suplente en 2006 en una mezquita en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y que vivió en un piso por el que pasaron al menos dos terroristas directamente implicados en los atentados del 11M de 2004 en Madrid, según El País. 

Comunicación 'no oficial'

El conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull, ha asegurado hoy que "no ha habido ninguna comunicación oficial" desde Bélgica que advirtiera a los Mossos d'Esquadra acerca de Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll y cerebro de la célula yihadista que atentó en Barcelona y Cambrils.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, al ser preguntado sobre estas informaciones, Turull ha insistido: "La conselleria de Interior lo ha dicho una y otra vez: no ha habido comunicación oficial que advirtiera de estas cosas que se están publicando".

"Acabas leyendo que si un policía belga le dijo en un congreso a un policía de no sé qué cuerpo... eso no es serio. Aquí la información no puede ir en base a casualidades de tertulia de café. Lo que me dicen desde (la conselleria de) Interior es que comunicación oficial no ha habido en ningún momento", ha señalado.

Turull ha cargado contra las "intoxicaciones" y la "oleada mediática que intenta desmerecer la brillante actuación posterior de los Mossos, insinuando cosas que son absolutamente falsas. La envidia tiene estas cosas", ha sugerido el conseller, que ha calificado de "miserable" que se haya intentado mezclar desde algunos sectores los atentados con el proceso soberanista.

Los Mossos, en la Europol

Asimismo, ha insistido en la necesidad de que los Mossos se integren en la policía europea, algo que ha recordado que depende de "voluntad política del Estado, eso es lo que ha dicho Europol".
"No se entiende por ningún lugar que pasito a pasito y despacito. No estamos para ir así. Los Mossos deben tener cuanto antes el mejor acceso", ha afirmado, y ha acusado al Gobierno de "desmentirse a sí mismo" sobre el acceso de Mossos: "Si ahora nos dicen que para ser miembros de Europol hay que ser un Estado, que todo el mundo tome nota".

Temas

Comentarios

Lea También