Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Govern estima que Estado catalán necesitaría 50.000 millones para sobrevivir

El secretario de Hacienda del gobierno catalán ha asegurado que el año pasado los ciudadanos y las empresas catalanas pagaron 74.000 millones de euros en impuestos y cotizaciones, 14.000 de los cuales "no regresan" 

AGENCIAS

Whatsapp
El secretario de Hacienda del gobierno catalán, Lluís Salvadó

El secretario de Hacienda del gobierno catalán, Lluís Salvadó

El secretario de Hacienda del gobierno catalán, Lluís Salvadó, ha asegurado hoy que "el Estado catalán necesitaría al menos 50.000 millones de euros para sobrevivir" en una primera fase.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Salvadó ha hecho esta estimación respecto al volumen de recursos que necesitaría Cataluña para poner en marcha un supuesto Estado catalán en el caso de que hubiera una "victoria clara" en un referéndum por la independencia que el gobierno catalán prevé convocar pasado el verano.

Salvadó ha asegurado que el año pasado los ciudadanos y las empresas catalanas pagaron 74.000 millones de euros en impuestos y cotizaciones, 14.000 de los cuales "no regresan" a Cataluña, ha añadido.

Aunque la cantidad restante equivale a unos 60.000 millones, Salvadó cree que Cataluña debería ser capaz de recaudar "en torno a unos 50.000 millones" para "funcionar en mínimos".

Salvadó ha recordado que ahora la Generalitat recauda unos 1.200 millones con los tributos propios y que en septiembre será capaz de recaudar por sí misma unos 3.000 millones, al asumir la gestión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y el de Transmisiones Patrimoniales.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Salvadó ha comentado que el estado catalán se financiaría con impuestos y cotizaciones sociales, pero también ha aclarado que “si es necesario, iremos a buscar recursos en los mercados internacionales”, que “nos dejarán dinero si consideran que somos solventes”, ha señalado.

En este sentido, el dirigente catalán lo ha fiado prácticamente todo a la negociación bilateral con el Estado español y ha puesto el acento en que lo importante no es el nivel de recaudación de ahora sino “si la máquina está preparada para recaudar”, y en este sentido ha asegurado que “en septiembre lo estará” incluso para recaudar ejecutivamente cada tributo, aunque no lo estará para tomar medidas de control y de inspección, puesto que los agentes encargados en esta materia están en manos de la Hacienda española. En todo caso, el Govern tiene previsto implantar “incentivos” para atraerlos a la hacienda catalana cuando sean necesarios.

Pese a las dificultades, Salvadó ha comentado que “empezaremos a recaudar cuando el proceso soberanista esté maduro”, y preguntado precisamente sobre cuándo estará maduro, se ha remitido a que “primero debe haber una victoria clara en el referéndum”. Cuestionado también sobre lo que entiende por claridad, ha contestado “que ni EE.UU. ni Reino Unido tengan dudas” al respecto, pero ha insistido en que “no es mi negociado establecer qué es una victoria clara”.

Por otra parte, Salvadó ha precisado que la Agencia Tributaria de Cataluña tiene actualmente 470 plazas y que para cubrir las nuevas plazas convocadas, unas 300, se han presentado alrededor de 4.800 personas.

En todo caso, el secretario de Hacienda del Govern ha asegurado que una verdadera Hacienda catalana necesitaría unas 5.000 personas para asumir las competencias propias de un Estado.

Preguntado por qué capacidad de financiarse tendría Cataluña en caso de independencia, ha asegurado que la comunidad internacional y los mercados financieros les prestarían dinero "como a cualquier país".

Y sobre la necesidad de convencer a los contribuyentes para que al final acaben pagando sus impuestos en la ATC, Salvadó ha reclamado nuevamente negociación bilateral con el Estado español y “no pasar el muerto a los ciudadanos”.

Temas

Comentarios

Lea También