Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El depredador sexual de tres abuelas de Barcelona entra en la cárcel

Detenido 100 veces antes de estos tres casos de agresión sexual, el hombre vivía en una chabola en Montcada i Reixac

ACN

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

Mossos de la División Criminal (DIC) de la región policial metropolitana de Barcelona y de la comisaría del barrio de Gràcia han detenido a un hombre de 47 años, y vecino de Montcada i Reixac, como presunto autor de tres robos violentos y tres agresiones sexuales, a mujeres de edad avanzada del distrito de Gràcia de Barcelona.

El autor las abordaba cuando accedían a su domicilio. Dos de las agresiones son en grado de tentativa. Dos de los casos pasaron en muy poco rato de diferencia, mientras que el otro fue el 18 de noviembre. El detenido pasó a disposición judicial el 29 de noviembre y el juez decretó su ingreso en prisión. Los Mossos lo consideran un "depredador sexual". Había sido detenido cien veces, pero nunca por agresión sexual.

La investigación comenzó el 21 de octubre, cuando los Mossos supieron que dos mujeres de edad avanzada habían sido víctimas de un robo violento en su domicilio y que posteriormente el ladrón las había agredido sexualmente. El hombre las abordaba en muy poco tiempo de diferencia cuando estas accedían a su domicilio y las golpeó para robarles y agredir sexualmente.

Los Mossos comprobaron que el autor de los hechos era un hombre con domicilio en Montcada i Reixac y que también estaría relacionado con una agresión sexual del 18 de noviembre en el distrito de Gràcia, siguiendo el mismo patrón. Además, a las tres víctimas les provocó lesiones graves.

Tras ser identificado, el día 28 de noviembre se estableció un dispositivo policial que permitió detener al autor de los hechos en Montcada i Reixac. El mismo día se registró su domicilio, donde se encontraron varios indicios que lo relacionaban con las agresiones.

"Violencia propia de una bestia"

El inspector de los Mossos, Pedro Pablo Guillén, ha explicado que las primeras dos agresiones pasaron con media hora de diferencia, un domingo al mediodía. El agresor metió las mujeres en el domicilio con una "violencia gratuita, más propia de una bestia que de un ser humano".

Las agredió, las robó e intentó violarlas. Guillén ha constatado que este era un modus operandi "muy extraño" que los Mossos no tenían identificado en la ciudad.

La tercera agresión pasa nuevamente un domingo por Gràcia, el 18 de noviembre a primera hora de la tarde, y en este caso se consuma la violación. A partir de aquí comienza también una acción preventiva en el barrio, especialmente el fin de semana.

Tres días más tarde se identificaba al agresor y se constataba que es una persona que ha sido detenida 16 veces por los Mossos y 84 más por la Policía Nacional antes del despliegue para estos últimos casos.

"Es un multirreincidente habitual en delitos contra el patrimonio, pero sin ningún antecedente por agresión sexual", ha argumentado Guillén, que ha apuntado que estas son las primeras agresiones sexuales respecto.

El inspector lo ha calificado de "depredador sexual". "Había hecho tres agresiones, pero si no se le detiene estábamos delante del típico caso de que hubiera continuado sin lugar a dudas", pronosticó.

El detenido había vivido en el barrio en 2008 y 2014, pero ahora residía en una zona de chabolas de Montcada i Reixac. En uno de los dispositivos de investigación, los Mossos lo identificaron y detuvieron, aunque inicialmente se escondió en la casa e intentó huir por la puerta trasera.

Dos de las víctimas tenían más de 90 años y la tercera estaba cerca de los 80. Una de ellas ha perdido la visión debido a la agresión. Las tres estuvieron hospitalizadas.

Temas

Comentarios

Lea También