Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Forcadell acata el 155 ante el Supremo y matiza que la DUI fue "simbólica"

 Defiende que el TC no puede actuar como filtro o censura, sino siempre a posteriori 
 

Europa Press

Whatsapp
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a su llegada hoy al Tribunal Supremo. FOTO: EFE

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a su llegada hoy al Tribunal Supremo. FOTO: EFE

La presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, ha asumido este jueves ante el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena la aplicación del artículo 155 de la Constitución que conllevó a la disolución de la cámara y ha matizado las consecuencias jurídicas que a su juicio tiene la declaración unilateral de independencia (DUI) que fue aprobada el pasado 27 de octubre, y a la que se habría referido como "simbólica"

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas que añaden que en esa misma línea han declarado el resto de exmiembros de la Mesa del Parlament que han sido interrogados hasta el momento, que son Lluís Corominas y Lluís Guinó. 

La siguiente en declarar es la exsecretaria primera de la Mesa Anna Simó, a la que seguirán Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet. 

Este último es el único no aforado, al no estar actualmente en la Diputación Permanente del Parlament de Catalunya.

Actuó para permitir el debate

Según fuentes de Presidencia del Parlament, Forcadell ha defendido a lo largo de su declaración que siempre ha permitido el debate sin prejuzgar el resultado ni controlar el contenido, con el fin de preservar el derecho a la actividad parlamentaria y el debate libre. 

A su juicio, evitar un debate parlamentario habría sido un incumplimiento de la legalidad aplicable a la Mesa del Parlament, de la legalidad internacional y de los principios del Estado Democrático. 

Por ello, ha defendido que en todo momento ha cumplido con sus funciones como presidenta defendiendo la soberanía del Parlament y los derechos fundamentales como la libertad de expresión y el derecho de iniciativa de los diputados. 

En respuesta a las preguntas que le han realizado los fiscales Fidel Cadena y Consuelo Madrigal --esta última exfiscal general del Estado--, la presidenta del Parlament explicado que como presidenta no puede hacer un control de fondo de las iniciativas parlamentarias y que como presidenta no tiene reconocida ninguna libertad para impedir votaciones. 

Sobre las resoluciones del Tribunal Constitucional, ha defendido que este órgano a su juicio no puede actuar de forma previa como filtro o censura, sino que en todo caso lo hace a posteriori. 

Finalmente, y sobre los incidentes ocurridos en Barcelona a raíz del proceso independentista, Forcadell ha explicado que siempre ha defendido el pacifismo en todas las movilizaciones y proyectos políticos, y que la vía pacífica es la única posible para hacer realidad los proyectos políticos. 

Los parlamentarios están siendo preguntados por los actos que realizaron para facilitar los debates parlamentarios que culminaron con la declaración unilateral de independencia (DUI) del pasado 17 de septiembre, por los fiscales Fidel Cadena y Consuelo Madrigal. 

Las tres declaraciones restantes serán llevadas por los fiscales Javier Zaragoza y Jaime Moreno, han apuntado fuentes del Ministerio Público. 

La dinámica seguida hasta ahora por los parlamentarios ante el Supremo supone un cambio respecto a la estrategia seguida el pasado 2 de noviembre por los ocho exmiembros del Govern, quienes que se negaron a responder a las preguntas del Ministerio Público durante el interrogatorio al que les sometió la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que acordó contra ellos prisión preventiva. 

Temas

Comentarios

Lea También