Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Los Mossos tenían informes del 1-O que preveían la violencia»

Declara en el juicio contra Trapero el jefe de la Brigada de Información de la Policía Nacional en Catalunya

AGENCIAS

Whatsapp
Agentes de la policía nacional intentan retirar a los concentrados en el instituto IES Tarragona. Foto: DT

Agentes de la policía nacional intentan retirar a los concentrados en el instituto IES Tarragona. Foto: DT

Los Mossos d’Esquadra contaban con informes en los que «dibujaban escenarios de posibles alteraciones graves de orden público» en la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Catalunya, aunque en las reuniones de coordinación sus mandos decían que la jornada sería pacífica.

Así lo declaró ayer en la Audiencia Nacional el comisario principal de Barcelona del Cuerpo Nacional de Policía, Juan Manuel Quintela, que en aquellas fechas ejercía el puesto de jefe de la Brigada de Información en Catalunya.

Quintela respondió a las preguntas de la abogada de la defensa Olga Tubau después de que la pasada semana fuera interrogado por el fiscal.

Quintela dijo que para las fuerzas de seguridad del Estado era «determinante» la opinión que les facilitaran los Mossos sobre el escenario que preveían. «Cuando ellos nos dijeron que iba a haber resistencia pacífica, nos dieron un halo de esperanza», admitió.

Porque aunque su cuerpo y la Guardia Civil tenían «serias dudas» de que la resistencia fuera pasiva y pacífica, dieron «relevancia a lo que decían los Mossos», ha añadido Quintela.

A preguntas de Tubau, Quintela admitió que en una reunión a finales de septiembre se habló de estas previsiones discrepantes, pero no se hizo constar en el acta, que se firmó semanas después del referéndum.

Preguntado por Tubau, Quintela dijo que desconocía las quejas de algunos sindicatos por las jornadas maratonianas de aquellos días, pero aseguró que estas horas extras formaban parte de un supuesto plan para «aparentar por un lado que se toman medidas importantes para paralizar el referéndum, y por el otro no tomar aquellas medidas que habrían ayudado de verdad a hacerlo. «No tiene ningún sentido que se ampliara la jornada de los agentes pero el 25% estuviera de fiesta», remachó.

Temas

Comentarios

Lea También