Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tsunami Democràtic prepara movilizaciones, una el 18-D día del Clásico

Partidos nacionalistas vascos, valencianos y gallegos, excepto el PNV y Compromís, firman una declaración a favor del derecho a la autodeterminación y por la libertad de los presos

EFE/EUROPA PRESS/COLPISA

Whatsapp
Dirigentes de los partidos nacionalistas firmantes del manifiesto unitario. FOTO: DIGES/EFE

Dirigentes de los partidos nacionalistas firmantes del manifiesto unitario. FOTO: DIGES/EFE

La plataforma Tsunami Democràtic ha anunciado las fechas de cinco nuevas movilizaciones entre noviembre y diciembre, y una coincide con la celebración del Barça-Madrid el 18 de diciembre. La primera convocatoria es el 9 de noviembre, jornada de reflexión de las elecciones generales, y abarca todo el Estado español, según ha indicado la entidad independentista, que también señala el 11, el 12 y el 13 del mismo mes en un «lugar sorpresa».

La quinta movilización está prevista para el 18 de diciembre, día en que se tiene que disputar el partido entre el FC Barcelona y el Real Madrid. «Jugamos en casa», apuntó Tsunami Democràtic en Twitter. El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) fijó el Clásico para el miércoles 18 de diciembre, aplazando el partido que estaba previsto para hoy sábado 26 de octubre en el Camp Nou a raíz de la situación en Catalunya tras la sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre el 1-O y la manifestación prevista para este fin de semana. Tsunami Democràtic ya reaccionó al cambio de fecha con un tuit en el que decía: «Ganar sin bajar del autocar. Nos vemos el 18 de diciembre».

La primera convocatoria de esta organización independentista tras la sentencia del Procés fue en el Aeropuerto de Barcelona, donde miles de manifestantes acudieron el 14 de octubre y colapsaron los accesos. Otra movilización convocada por Tsunami Democràtic fue la sentada ante la Delegación del Gobierno en Catalunya con el lema ‘Spain Sit and Talk’ (’España siéntate y habla’) coincidiendo con la visita del presidente en funciones, Pedro Sánchez, a Barcelona el pasado lunes para visitar a agentes policiales tras los altercados y protestas.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que instruye la causa sobre la presunta actividad terrorista de nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR), abrió la semana pasada una nueva línea de investigación sobre Tsunami Democràtic, también por delito de terrorismo, y su primera medida fue ordenar el cierre de sus páginas web y perfiles en redes sociales.

La portavoz del Gobierno español, Isabel Celaá, garantizó ayer que el Ejecutivo estudia «cualquier movilización violenta o que pueda serlo», y aseguró que el Ministerio del Interior «estudia todos los escenarios y prepara eventuales respuestas».

Manifiesto unitario

Partidos nacionalistas de Catalunya, País Vasco, Galicia, Comunidad Valenciana y Baleares firmaron ayer en Barcelona un manifiesto unitario a favor de la libertad de los líderes independentistas condenados por el Supremo y a favor del derecho a la autodeterminación. Una docena de formaciones, con el líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi y el vicepresidente de la Generalitat Pere Aragonès al frente, presentaron la ‘Declaración de la Llotja de Mar’, con la que trataron de enviar una imagen de unidad del soberanismo periférico con el independentismo.

Firmaron el manifiesto representantes del BNG, Crida Nacional, CUP, Demòcrates de Catalunya, EH Bildu, ERC, Esquerra Valenciana, JxCat, Més per Mallorca, Més per Menorca, PDeCAT y República Valenciana/Partit Valencianista Europeu. Solo tres de ellos tienen representación en el Congreso: ERC, que tiene 15 diputados, JxCat, con siete, y EH Bildu, con cuatro.

Ni el PNV, fuerza mayoritaria en Euskadi, ni Compromís, fuerza de referencia del nacionalismo valenciano y que gobierna en coalición con los socialistas, acudieron.

Los soberanistas, según el manifiesto, abogan por un «acuerdo político» con el Gobierno central para poder ejercer el derecho a la autodeterminación y conseguir la «libertad de los presos y el regreso de los exiliados». Todos ellos se comprometieron además con la «búsqueda de soluciones democráticas y estables al conflicto político que nuestros pueblos mantienen en el seno del Estado español». Apelaron asimismo a la comunidad internacional a «posibilitar, apoyar y promover estas soluciones». El president quitó importancia a las ausencias y agradeció a los firmantes su respaldo a «la causa justa» del ejercicio del derecho de autodeterminación.

Temas

Comentarios

Lea También