Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un tripartito que se resiste al 1-O

La alcaldesa de Cambrils firmó el decreto de apoyo al referéndum, aunque el PSC, socio de gobierno, se muestra en contra

Jordi Cabré

Whatsapp
Una concentración reciente en Cambrils, en protesta por los registros y las detenciones contra los preparativos del referéndum.  Foto: alba mariné

Una concentración reciente en Cambrils, en protesta por los registros y las detenciones contra los preparativos del referéndum. Foto: alba mariné

Cambrils es uno de los más de 700 municipios que firmó el 7 de septiembre el decreto de apoyo al referéndum. La segunda ciudad más importante del Baix Camp y la quinta de la provincia está gobernada por un tripartito heterogéneo: ERC, PDeCAT y PSC. 

La alcaldesa Camí Mendoza firmó el decreto para ceder espacios electorales al 1 de octubre. La decisión contó con el respaldo del PDeCAT, que en la versión autonómica están entrelazados con las siglas de Junts pel Sí (JxS). Aunque Cambrils apoya la celebración del referéndum, su socio de gobierno, el PSC, discrepa abiertamente y no comparte el contenido de esta decisión de la alcaldesa.

‘Estamos en contra’

La portavoz, Ana López, explica que «estamos en contra de votar en un referéndum ilegal».  A pesar de la postura de su partido, el acuerdo de gobierno municipal no peligra porque prima sobre aspetos de la política nacional: «Los pactos son locales, con sinergia local, con sentido local, el PSC se presentó a unas elecciones municipales con un programa electoral municipal. Ahora bien, cada pueblo, cada ciudad es diferente y las relaciones humanas dentro de los equipos de gobierno también son diferentes. Quiero creer que la política municipal la hacemos desde los municipios desde las agrupaciones y así seguiremos actuando mis compañeros y yo.  Confío en que el día 2 de octubre la vida continúe y dejen que los ayuntamientos hagamos nuestro trabajo; y que los gobiernos de la Generalitat y del Estado trabajen en un acuerdo. No hay salidas unilaterales, sólo diálogo y política».

El PSC sostiene que los pactos tienen sentido local, más allá de la política nacional

ERC y PDeCAT, reagrupados bajo las siglas de Junts pel Sí desde las pasadas autonómicas de septiembre de 2015 –ententidas prácticamente como unas plebiscitarias–, lograron 5.682 votos, un 35,94% del total de escrutinio. Fue la fuerza más votada en Cambrils.

Sumando los votos de JxS con los de la CUP –911–, los dos grupos a favor de la independencia alcanzaban por aquel entonces el 41,7% de los votos de la villa marinera, ocho puntos por debajo de las fuerzas que o bien rechazarían la independencia de Catalunya o bien aceptarían un referéndum pactado con el Estado para decidir el futuro de esta comunidad autónoma.

Los 6.593 votos del 27 de  septiembre de 2015 son 688 más de los que registró la opción Sí/Sí en la consulta del 9-N de 2014 (5.905), que fue un 79,27% del escrutinio de aquella votación de noviembre. Aunque el porcentaje es avasallador hay que entender el contexto de la votación de la consulta y la ausencia de muchos votantes al considerar que la convocatoria no era ni legal ni vinculante.

La victoria de ERC en las últimas municipales corrobora el auge independentista

Siendo, entonces, campañas diferentes en muchos sentidos, sí se puede entrever que el voto a favor de la independencia creció en Cambrils en menos de un año (entre el 9-N y las autonómicas) y que también  quedó reflejado con la victoria en las urnas en las pasadas municipales con ERC como partido con más votos. De ahí que los republicanos ostenten actualmente la alcaldía del municipio de la mano de Camí Mendoza. 

El factor turístico

Aunque haya un crecimiento del sentimiento de autodeterminación recopilando los datos de estas dos votaciones, Cambrils también debe tenerse en cuenta que es una ciudad turística. Y como tal ha ido creciendo demográficamente en los últimos años con vecinos procedentes de otros puntos de España o del extranjero incrementando la diversidad.

Este censo que supera los 27.000 habitantes ha reflejado sus opciones políticas con una gran fragmentación de votos en el seno del Ayuntamiento: ERC, PDeCAT, PSC, PP, Ciutadans, NMC –partido municipalista– o Assamblea de Cambrils. Los pactos políticos posteriores crearon un tripartito con dos fuerzas nacionalistas y otra más federal. El posicionamiento de Mendoza no altera el acuerdo municipal por ahora, pero habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos del primer domingo  de octubre.

Temas

Comentarios

Lea También