Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

100 años de la pasión más íntima de Pau Casals

Aniversario. 2020 es el centenario del primer concierto de la Orquestra Pau Casals, a la que la Guerra Civil hizo callar

José M. Baselga

Whatsapp
La orquesta en el Palau de la Música Catalana dirigida por el propio Casals. FOTO: DT

La orquesta en el Palau de la Música Catalana dirigida por el propio Casals. FOTO: DT

Pau Casals es reconocido como el violoncelista universal. Pero su pasión por dirigir siempre estuvo latente bajo la dimensión que logró como solista. 

Había sido feliz tocando el violoncelo. Incluso convirtió su arco en el mejor arma por la paz y la concordia. Pero reconocía que no le producía satisfacción completa. Pau Casals manifestaba que «el único instrumento sin limitaciones es la orquesta».

La creación de la Orquestra Pau Casals fue uno los retos
más ilusionantes del músico.  FOTO: fundació pau casals

En junio de 1919 comenzó a cristalizar su gran sueño en Barcelona. Era la creación de una orquesta sinfónica estable y de nivel internacional. 

Con Enric Casals de primer violín, Bonaventura Dini de primer violoncelo y más de 80 músicos procedentes principalmente de diferentes lugares de toda Catalunya.

Esa Orquestra Pau Casals permitió a muchos músicos poder tener a un maestro como Casals, del que aprendieron música, pero también pasión y humanidad.

La Orquestra Pau Casals sobre todo es muy recordada porque acercó la música clásica a toda la población y en los mismos recintos que hasta entonces parecían que eran patrimonio exclusivo de la burguesía y de las clases más acomodadas.

Primer concierto

El 13 de junio de 1920 la Orquestra Pau Casals ofreció su primer concierto en un Palau de la Música Catalana que estaba rebosar y con gran expectación. 

A diferencia de  las actitudes autoritarias de los directores de la época, Pau Casals transmitía su cordialidad a los músicos para que también disfrutasen. Como puede verse en algunas de las grabaciones de los ensayos que se han conservado, Casals dialogaba con los músicos. Con ello lograba que sacasen lo mejor de sí  mismos.

La Orquestra Pau Casals se mantuvo hasta el 18 de julio de 1936. Ese día estaba ensayando en el Palau de la Música la Novena Sinfonía de Beethoven.

Se preparaba la pieza para participar en la Olimpiada Popular de Barcelona que se había organizado contra los Juegos Olímpicos de Berlín que se celebraban bajo el régimen nazi. 

Inicio de la guerra

Pero en pleno ensayo llegaron noticias del alzamiento militar de Franco. El inicio de la Guerra hizo suspender el ensayo y el concierto. Cuentan algunas crónicas que como último gesto contra la barbarie, la orquesta interpretó por última vez y todos juntos, la Novena de Beethoven.

Casals dirigiendo la orquesta.

La victoria de Franco acabó con la orquesta y llevó a la marcha de muchos de sus componentes al exilio. También Pau Casals marchó con el compromiso de no regresar a Catalunya hasta que no se restableciese la libertad y la democracia. No pudo regresar nunca.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Pau Casals dirigió en el Festival de Prades, en Marlboro y en Puerto Rico.  Aquella Orquestra Pau Casals fue un referente mundial. Por su calidad musical y su función social en favor de la democratización de la cultura y del acceso a toda la población a la música clásica.

Associació Obrera

Paralelamente a la Orquestra Pau Casals, en julio de 1925 se creó la Associació Obrera de Concerts. El objetivo era acercar la música sinfónica a las clases trabajadoras. El 8 de noviembre de 1925 ofreció su primer concierto en el teatro Olympia de Barcelona. Desde el año siguiente ofrecía una temporada de conciertos en la primavera y el otoño. La Orquestra Pau Casals ofrecía seis conciertos al año para la Associació.

La Associació Obrera llegó a tener 3.000 socios con secciones por toda Catalunya. Además de una biblioteca, un coro, una escuela de música, una orquesta de aficionados y hasta una revista.

Duró 11 años en los que realizó  hasta 126 audiciones. Nunca las clases obreras habían tenido tal acceso a la cultura. Con la entrada de las tropas franquistas en Barcelona en enero de 1939 la actividad de la Associació Obrera cesó.

Centenario

El 13 de octubre del próximo año se cumplirá el centenario de aquel primer concierto de la Orquestra Pau Casals en el Palau de la Música Catalana. 

Con motivo de la efemérides la Fundació Pau Casals impulsará durante 2020 una serie de actividades. La Generalitat ha aprobado que el próximo año sea de conmemoración oficial del centenario.

Habrá actos, conferencias y conciertos de orquestas sinfónicas y formaciones de todo el mundo. Destaca la exposición que podrá verse en El Vendrell y Barcelona, y que son complementarias, para conocer la historia de la Orquestra Pau Casals.

Los actos se concentrarán a partir de junio. El Vendrell tendrá  papel destacado como cuna de Pau Casals. Uno de los actos más emblemáticos será el concierto gratuito en la plaza Nova a cargo de la Orquestra Simfònica Camera Musicae, conmemorando el que dio Pau Casals el 10 de julio de 1927.

Dimensión

Los organizadores de todos los actos destacan la dimensión universal que tuvo Casals y su orquesta y que fue un referente que perdura.
Dirigir permitía a Pau Casals «tener acceso a un repertorio inmenso, mucho más amplio que el del violoncelo. Y cuando dirigía, el miedo escénico no le angustiaba tanto como cuando tocaba», explican en la Fundació Pau Casals.

El sueño de su orquesta quizá comenzó cuando era muy pequeño. De niño Pau Casals cantaba en la coral parroquial de El Vendrell. «Y ya entonces se moría de ganas de decir al resto de cantantes lo que debían hacer».

En 1908 , cuando tenía 31 años, debutó como director de orquesta. Fue en París, con la Orquesta Lamoureux. Y la primera obra que dirigió fue la Quinta Sinfonía de Beethoven. Después recorrió el mundo con su batuta hasta que en 1920 ofreció su primer concierto con la Orquestra Pau Casals. Y dejó una huella de la que el próximo año se cumplen cien años.

Temas

Comentarios

Lea También