171 alumnos pueden quedarse sin bus escolar en el Baix Penedès

Los alumnos de Bachillerato usaban el autocar de la ESO, pero ahora está lleno y no hay plazas

JOSÉ M. BASELGA

Whatsapp
Uno de los buses que realizan el trayecto. FOTO: JM BASELGA

Uno de los buses que realizan el trayecto. FOTO: JM BASELGA

Son 171 alumnos de diferentes municipios del Baix Penedès que estudian bachillerato y que a partir del 1 de octubre pueden quedarse sin transporte escolar para llegar a sus institutos, principalmente de El Vendrell.

Hasta ahora el Consell Comarcal del Baix Penedès prestaba el servicio aprovechando las plazas que había libres en los autocares escolares de los alumnos de la enseñanza obligatoria (ESO), pero el incremento de alumnado hace que no queden plazas disponibles.

Los alumnos de bachillerato pagaban el departamento de Ensenyament, pero ahora no hay espacio en los autocares de la ESO. El Consell Comarcal ya avisó de la situación a las familias y a los diferentes ayuntamientos.

Sin capacidad

El departamento de Ensenyament de la Generalitat no asume el transporte de estos alumnos y el Consell Comarcal del Baix Penedès no tiene capacidad económica para desdoblar las líneas.

Una de las posibilidades planteadas es que los ayuntamientos asuman de forma temporal la parte de ese coste que hasta ahora cubría Ensenyament hasta encontrar una solución definitiva. En una reunión de representantes de los diferentes municipios se acordó que de momento durante el trimestre que queda de año los ayuntamiento asumirían el coste de ese transporte.

Hasta el miércoles las familias deben responder a sus respectivos consistorios si quieren usar el bus o utilizan otros medios. El presidente del Consell Comarcal, Joan Sans, explica que podrían hacer falta unos cinco autocares, pero que se concretará cuando se conozcan las necesidades detalladas.

Los padres con toda probabilidad no tendrían que abonar una mayor cantidad de la que ya pagaron por el transporte y que no han podido utilizar debido al confinamiento. En todo caso debe analizarse cómo afrontar la situación a partir del próximo mes de enero.

El Consell Comarcal del Baix Penedès explica que no es una responsabilidad del organismo ni tampoco de los ayuntamientos, pero sí que afecta a los vecinos de la comarca de manera directa ya que en muchos casos no tienen disponibilidad para llevar a los alumnos a los centros.

El organismo gestiona 47 líneas de transporte escolar de primaria y ESO que trasladan a diario a 1.077 alumnos de la comarca hasta El Vendrell, pero muchas de estas ya están llenas.

De momento son 171 alumnos los que van a quedarse sin plaza en los autocares, aunque con la elevada matrícula viva que hay durante el curso por la llegada de nuevos residentes la situación puede agravarse. Ya no sólo en plazas de autobús, sino en infraestructura de los propios colegios e institutos.

El Consell Comarcal pide a Ensenyament de la Generalitat que no deje sin el servicio a esos alumnos y que asuma el coste del autobús.

Incremento

Este año se ha detectado un incremento de alumnos de ESO que puede estar motivado porque muchos jóvenes optan por seguir en el ciclo formativo ante la situación de alarma sanitaria que dificulta encontrar empleo.

A la situación se une el incremento constante de población en la comarca durante todo el curso que también genera un aumento de alumnado en los centros.

Temas

Comentarios

Lea También