Aquopolis y Pacha La Pineda tendrán un año extra de concesión por el Covid

Un real decreto-ley de marzo permite ampliar un15% más el tiempo de concesión o modificar las cláusulas económicas

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Alba Mariné

FOTO: Alba Mariné

La irrupción del coronavirus y sus consecuencias en la economía obligó al Gobierno central a articular una serie de medidas para permitir un paréntesis a las empresas ante la obligatoriedad de tener cerrados sus negocios en época del Estado de alarma. Así, dos días después de decretarse, se publicaba un real decreto-ley de medidas extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19.

En su artículo 34, titulado «Medidas en materia de contratación pública para paliar las consecuencias del Covid-19» hay un apartado, el 4, que reza lo siguiente: «En los contratos públicos de concesión de obras y de concesión de servicios vigentes a la entrada en vigor de este real decreto-ley (...) las comunidades autónomas o la administración local para combatir el Covid-19 darán derecho al concesionario al restablecimiento del equilibrio económico del contrato mediante, según proceda en cada caso, la ampliación de su duración inicial hasta un máximo de un 15% o mediante la modificación de las cláusulas de contenido económico incluidas en el contrato».

Negociaciones en marcha

La medida afecta en el núcleo turístico de La Pineda a uno de los referentes turísticos de las últimas décadas, el parque acuático Aquopolis y también a su zona lúdica: los comercios que rodean la instalación y la discoteca Pacha, situada en la parte trasera del recinto acuático. Las 14 hectáreas que ocupan, de titularidad municipal, salieron a concurso mediante la fórmula de la concesión y así se nació el parque acuático, la discoteca y los otros negocios en el frontal marítimo de La Pineda, siendo un referente turístico de la Costa Daurada.

La concesión termina en 2021 pero con la pandemia muy presente, los negocios de estas fincas municipales tendrán prórroga amparándose en el real decreto ley de marzo. El alcalde, Pere Segura, explica que «la situación de excepcionalidad que vivimos ha cambiado el marco de las concesiones. Estamos hablando con ambas empresas porque nuestra voluntad es que se aplique este 15% de prórroga».

Los servicios jurídicos del área de Urbanisme son los encargados de llevar a cabo este proceso. Si la situación se normalizara en los próximos meses, las concesiones de estas fincas terminarían en otoño de 2022. Aquopolis i Pacha tienen concesiones diferentes, pero coincidirían en el tiempo de finalización del contrato.

Segura admite que la voluntad municipal es la de prorrogar las concesiones hasta los nuevos plazos que permite el real decreto-ley, pero admite que la decisión también corresponde a las empresas implicadas.

En el caso del parque acuático, la idea es terminar la concesión y apostar por mantenerse en el territorio, ya que su implantación -en 1987- fue una apuesta rompedora que ha cuajada como polo de atracción en La Pineda. Luego, con esta nueva concesión finalizada, se valorará el futuro del parque y se hablará con el Ayuntamiento de cuáles son sus planes. Fuentes de Aquopolis prefieren ser cautos sobre el futuro a corto plazo del parque, puesto que la situación de pandemia sigue muy vigente y la prórroga podría variar de fechas, lo que permitiría más tiempo para diseñar el futuro del resort.

Por su parte, Pacha también deberá plantearse su futuro, ya que el negocio por el tema de la Covid-19 se ha resentido por el cierre obligado. La empresa deberá sopesar si tras la concesión su intención es seguir en La Pineda.

Temas

Comentarios

Lea También