Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Archivada la causa por la muerte del senegalés en un operativo de los Mossos en Salou

Los agentes entraron el pasado agosto en su piso durante una operación contra el 'top manta', él huyó por el balcón y cayó

Àngel Juanpere

Whatsapp
El magistrado, una agente de los Mossos y la fiscal durante la inspección del balcón. Foto: Pere Ferré

El magistrado, una agente de los Mossos y la fiscal durante la inspección del balcón. Foto: Pere Ferré

El ciudadano senegalés Mor Sylla cayó accidentalmente desde el balcón de su piso de Salou el pasado 11 de agosto cuando huía de los Mossos d’Esquadra durante una operación contra una banda que supuestamente se dedicaba al top manta, sin que dicha muerte pueda atribuirse a la acción de algún agente de la Policía Autonómica. Es la conclusión a la que ha llegado también la Audiencia Provincial de Tarragona, que ha confirmado el auto de sobreseimiento provisional y archivo de las diligencias abiertas en su día por el Juzgado de Instrucción número 4.

Los magistrados rechazan las pretensiones del abogado de la familia de la víctima, quien solicitaba que algunos de los testigos volvieran a declarar así como las grabaciones de una cámara de vigilancia cercana al domicilio para establecer la hora de la entrada policial al piso. También pedía que se aportasen a las diligencias los resultados de las pruebas toxicológicas de las muestras de sangre y orina de la víctima «para saber con exactitud si ésta estaba bajo los efectos de algún tipo de sustancia que pudiera alterar su percepción de la realidad en el momento de los hechos». Esa analítica sí que se va a incorporar a las diligencias

Según la Audiencia, la investigación realizada por el juez instructor «satisface con creces las exigencias de efectividad establecidas tanto por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos como por el Tribunal Constitucional». Es más, señala que la investigación ha sido «exhaustiva», con la declaración del denunciante, de los testigos –entre ellos dos considerados ‘protegidos’– y siete agentes de los Mossos d’Esquadra.

 

Divergencias

La familia aseguraba que había «divergencias y contradicciones» en lo declarado por los testigos sobre la hora de entrada en la vivienda, en cuántos agentes accedieron a la habitación donde se encontraba el fallecido, en si estuvo colgado del toldo antes de caer al suelo, etc. Por ello, en palabras de los magistrados, el abogado de la acusación particular pretendía un «reseteo» de la instrucción con el fin de reiterar la práctica de diligencias que ya fueron efectuadas. Pero la Sala entiende que dichas contradicciones podrían corresponderse con las distintas apreciaciones que tuvieron los testigos sobre lo acontecido, «pero no son relevantes a los efectos de que la instrucción pueda continuar» porque no existe «indicio alguno» que permita la incriminación de los agentes que participaron en el dispositivo policial.

Para la Audiencia, cuestiones relativas a la existencia de discrepancias en cuanto a la hora de entrada de los Mossos, cuántos agentes entraron en la habitación, qué función tenían dos de ellos y la aportación del plano de la vivienda con la ubicación de los Mossos «se considera irrelevante a los efectos del esclarecimiento de los hechos nucleares» del caso.

 

Contradicciones

Sobre las contradicciones que supuestamente había en distintas declaraciones, se trata, en opinión de los magistrados, de distintas apreciaciones que tuvieron los testigos sobre lo acontecido, la rapidez con que sucedieron los mismos y que ninguno de los testigos pudo observar todo lo ocurrido desde el inicio de la actuación policial hasta el trágico desenlace que tuvo lugar. Es más, ni siquiera el compañero de la víctima que se encontraba en la misma habitación puso de relieve que en la acción de la víctima interviniera ningún agente de los Mossos d’Esquadra. Asimismo, nadie indicó que hubiese habido algún tipo de forcejeo o contacto físico entre Mor Sylla y un agente que guardara relación de causalidad con la caída y posterior fallecimiento del ciudadano senegalés.

Tras esta decisión de la máxima instancia judicial de la demarcación el caso se archivará. Sólo podría abrirse si se aporten nuevas pruebas relevantes.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También