Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell plantea una biblioteca para dinamizar el núcleo del pueblo

Cambia la intención de que el edificio del Sindicat sea un centro cívico. Los espacios para las entidades se habilitarán en la Masia de Cal Bolavà, que ahora acoge oficinas municipales

José M. Baselga

Whatsapp
El edificio del Sindicat del núcleo del pueblo se ha previsto para una biblioteca. Foto: JMB

El edificio del Sindicat del núcleo del pueblo se ha previsto para una biblioteca. Foto: JMB

Calafell proyecta una biblioteca en el edificio del Sindicat del núcleo del pueblo. Se habilitará la biblioteca con salas para conferencias, talleres y espacios para que los usuarios visionen DVD’s o escuchen CD’s.

Una vez acabada la Semana Santa, el Ayuntamiento tendrá una reunión con la Central de Biblioteques de la Generalitat para planificar la organización del nuevo equipamiento. El Sindicat estaba previsto para acoger un centro social, pero el alcalde Ramon Ferré destaca que las entidades tendrán espacios en la histórica masía de Cal Bolavà, que pasará a ser el centro cívico del pueblo.

El gobierno define el proyecto como para revitalizar el núcleo histórico. También la Masia de Cal Rión, adquirida por el Ayuntamiento y sin uso, acogerá actividades culturales y una sala para exponer los restos encontrados en años de excavaciones en el entorno del castillo.

Otro proyecto es cubrir la pista deportiva del núcleo para que acoja actos todo el año y hacer una sala anexa para un gimnasio.

Subvenciones

El Ayuntamiento espera recibir subvenciones del Pla de Barris de la Generalitat, estatales y europeas para afrontar inversiones como la de Cal Rion, que costará 1,2 millones. El alcalde destaca que en el caso de Cal Bolavà se trata de «devolver al edificio el ser la casa de cultura para la que fue rehabilitada hace dos décadas», pero que con el tiempo se convirtió en un edificio de oficinas. Señaló que de manera inminente las entidadades ya pueden tener espacios en la masía. Los equipamientos culturales servirán para dinamizar y generar actividad en el núcleo del pueblo. Responde así a las críticas de vecinos del núcleo por el cierre de oficinas que tenía alquiladas el Ayuntamiento para concentrarlas en inmuebles propios, principalmente en la zona de la playa. La anulación de los contratos de alquiler permite ahorrar 70.000 euros. En el núcleo sólo quedará el alquiler de las dependencias de la plaza Catalunya donde hay servicios económicos y la emisora municipal. En el pueblo seguirán las oficinas de Servicios Sociales donde estaba Urbanismo.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También