Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Calafell rescata el proyecto de un carril bici en el litoral de Segur

Iría sobre la calle por la zona donde hay el aparcamiento en hilera más próximo a la playa. Hace años se probó uno similar

José M. Baselga

Whatsapp
Hace años se probó habilitar el carril bici en el lado de los edificios.

Hace años se probó habilitar el carril bici en el lado de los edificios.

El Ayuntamiento de Calafell vuelve a plantear la creación de un carril bici en todo el frente litoral de Segur, entre la zona de L’Estany y Cunit. El Consistorio ha presentado la iniciativa a diferentes asociaciones de vecinos de Segur y al sector comercial. Ahora la presentará a los partidos políticos.

La propuesta es que el carril bici transcurra sobre la calzada en el espacio que ahora ocupa el aparcamiento en hilera más próximo a la playa. De esta manera se mantendrían los dos sentidos de circulación y el aparcamiento, también en hilera, del lado de los edificios.

En el puerto

El modelo propuesto supone eliminar 320 plazas de estacionamiento que según explica el alcalde Ramon Ferré, se compensarían en el aparcamiento del puerto, que levantaría las barreras y sería de zona azul durante el verano y libre el resto del año.

Ferré señala que es un primer planteamiento para que los vecinos debatan sobre idoneidad de un carril bici en todo el frente litoral de Segur. Para conservar los aparcamientos del lado de playa otra propuesta sería que en el frente litoral hubiese un único sentido de circulación.

La medida, además de intentar promover el uso de la bici también busca evitar los enfrentamientos entre ciclistas y peatones en el paseo marítimo sobre todo en verano, a pesar de que las bicicletas tienen prohibido circular durante unas horas.

Ya hay experiencia

La habilitación de un carril bici en el frente litoral de Segur ya se intentó durante el gobierno del socialista Jordi Sánchez hace dos legislaturas, con Ramon Ferré como concejal de Urbanismo.

Entonces se diseñó en el lado de los edificios y recibió muchas críticas de vecinos y de los propios ciclistas por lo que tuvo que retirarse en pocos meses y supuso un coste de unos 200.000 euros que desató una tormenta política.

El hoy alcalde señala que es un planteamiento para analizar la viabilidad de un carril bici y que debe contar con la participación de los ciudadanos y tejido comercial. Explicó que se enmarca en un plan de movilidad que contempla una revisión íntegra de la zona azul en todo el municipio.

Entre la calle Àngel Guimerà y el límite de Cunit todas las calles durante el verano serán zona azul o naranja con una revisión de precios. Esta renovación debe todavía concretarse pero deberá estar activada en verano.

Temas

  • COSTA

Lea También