Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cementerio amarillo en la playa de Torredembarra

A primera hora del sábado, 60 cruces amarillas han brotado en la arena. Una hora más tarde estaban todas recogidas. Nadie sabe nada. Nadie se responsabiliza. La 'pelea' en las redes está servida

Jordi Cabré

Whatsapp

60 cruces de madera, amarillo chillón, han aparecido clavadas en la arena de Torredembarra. No había tumbas a las que señalar ni lápidas que leer. Las pocas inscripciones que se podían leer estaban hechas con rotulador negro en la misma madera pintada. Los presuntos autores, miembros del Comitè de Defensa de Torredembarra (CDR), tal y como se intuye de la felicitación de la CUP de la ciudad en este vídeo.

Las primeras imágenes de las cruces se han dado a conocer poco antes de las ocho de la mañana y ha faltado poco para empezar el revuelo en las redes sociales.

Fotografías, tweets, vídeos, comentarios enfacebook, pullas políticas hacia un lado (independentistas) y hacia el otro (constitucionalistas) no se han hecho esperar entorno al camposanto simbólico hacia el Procés, políticos presos o presos políticos (según quien lo explique), artículo 155, represión...

Más allá del simbolismo y los reproches hacia ambos lados, una patrulla de los Mossos y otra de la Policia Local de Torredembarra se han personado poco antes de las nueve de la mañana. 

Han ido en busca de los promotores para identificarlos. Nadie se ha hecho responsable del camposanto amarillo, por lo que se ha levantado acta. Nadie ha recogido las cruces hasta que la brigada, requerida a petición policial, ha ido eliminando las cruces de la arena. Las 60 cruces que se han depositado en la deixalleria.

FOTO: DT

La actuación policial, la presencia de algunos vecinos, probablemente integrantes del Comitè de Defensa de la República (CDR) local, y partidarios de la ideología contraria a la independencia ha motivado algún grito y subida de tono que no ha llegado a más.

La playa, a las 9 horas de esta mañana de sábado, recuperaba su manto de arena sin cruces y aunque el día no apetece estar tumbado en ella, ofrecía el aspecto perfecto para el primer sábado de este mes de mayo.

Temas

Comentarios

Lea También