Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Criticas a los 'ocultadores' de contenedores en la playa de Calafell

Los vecinos advierten que acabarán siendo recintos para tirar las basuras a cualquier hora

José M. Baselga

Whatsapp
Uno de los ocultadores de contenedores en la arena de la playa.

Uno de los ocultadores de contenedores en la arena de la playa.

El Ayuntamiento los llama ocultadores de contenedores. Pero  esos parapetos colocados en las playas para evitar la visión desde el paseo marítimo de los contenedores de basura no gusta a muchos vecinos.

La colocación de los parapetos muestra que el Ayuntamiento no se ha atrevido, al menos para este verano, a eliminar los contenedores sobre la playa y que los vecinos deban  lanzar las basuras en la calle paralela a la vía.

El creciente incivismo con muchos vecinos que tiran las bolsas fuera de los contenedores, en papeleras o en la calle, ha hecho temer que de retirar los contenedores de la playa la situación se agravase.

Los ocultadores levantan recelos.

Pero que haya contenedores en la playa ya levantaba quejas de muchos que consideran que no es la mejor imagen para el paseo más turístico.

En Calafell los contenedores sobre la arena se colocan sobre las seis de la tarde y se recogen a las doce de la noche. La idea es que los vecinos tiren las basuras en ese horario. Pero la realidad es que el sistema no funciona. Es habitual ver a muchos dejar la basura a todas horas aunque no haya contenedores.

Los detractores de los ocultadores temen que esos recintos sean entendidos como puntos para lanzar basuras y la situación se agrave. Porque además, están en plena playa y algunos vecinos recuerdan la gran cantidad de ratas del pasado año.



El Ayuntamiento tampoco se ha decidido a multar a quien tira la basura fuera de los contenedores o, en el caso de la playa, de las horas establecidas, cuando sólo habría que esperar unos minutos para cazar a algún incívico.

La campaña iniciada de colocar adhesivos en los residuos que están fuera de lugar no sólo no ha dado resultado sino que algunos los han entendido como un reto y ahora pueden verse más bolsas de basura a los pies de papelera, en calles e incluso en el subterráneo de las vías del tren junto a la estación.

 

Las campañas de civismo sólo conciencian al cívico, mientras que quienes tiran las basuras fuera de sitio lo seguirán haciendo, a no ser que sean multados.

Temas

Comentarios

Lea También