Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuatro heridos y nueve evacuados, balance del incendio en Torredembarra

El propietario, de 55 años, fue trasladado a Santa Tecla por inhalación. Los otros intoxicados fueron atendidos en la calle

Jordi Cabré

Whatsapp
El fuego salió por una ventana del garaje y llegó a una pérgola de madera, que ardió en su totalidad. Las llamas no afectaron la casa. FOTO: POLICIA LOCAL

El fuego salió por una ventana del garaje y llegó a una pérgola de madera, que ardió en su totalidad. Las llamas no afectaron la casa. FOTO: POLICIA LOCAL

Posiblemente un chispazo eléctrico en alguno de los enchufes del garaje fue el origen del fuego que ayer arrasó un garaje en Torredembarra. Las llamas, que empezaron alrededor de las 8.30 horas, destrozaron por completo el interior, reconvertido en trastero. El fuego también devoró una pérgola de madera de la parte posterior de la vivienda, un tendedero, sillas y una mesa de jardín.

La casa, situada en el número 19 de la calle Anoia de Torredembarra, no tiene daños estructurales y los bomberos permitieron a la familia, pasadas las 10 horas, poder entrar a buscar ropa y lo que necesitaran antes de cerrarla y dejar 24 horas para que se ventile y pueda ser de nuevo habitable. Por suerte, la estructura no está afectada y sólo se deberá restaurar el garaje.

En esta casa, donde vive un empresario del sector de las ambulancias privadas, dormían a esa hora un matrimonio. La hija fue la que se levantó y vio una humareda en la parte trasera, donde está el jardín. Pensó que era un vecino quemando hojarasca hasta que abrió la puerta que conecta la cocina con el garaje y la humareda se le abalanzó. Despertó a sus padres, llamó al novio y también a la Policía Local. Todos salieron a la calle, incluso el perro que estaba en el interior de la vivienda.

La alerta entró también por el 112 y se activaron Mossos, ambulancias y bomberos de los parques de Tarragona y El Vendrell. La Policía Local de Creixell acudió a la ayuda para abrir paso a los bomberos por el camino más corto hasta la casa. Técnicos de gas natural también se personaron en el lugar, ya que en el garaje estaba el calefactor de la casa. Ellos mismos cortaron el suministro y aseguraron que no había problema para el resto de vecinos de la misma calle. Las llamas dañaron el calentador y los tubos, pero no hubo explosión.

Con la densa humareda negra, la Policía Local fue la que evacuó las dos casas vecinas y la de enfrente. En total, seis adultos, tres menores y otro perro.

El propietario fue el que más se expuso a la humareda e inhaló una gran cantidad de dióxido de carbono. Intentó sin éxito controlas las llamas. Además, el hombre sufrió una fisura en una pierna y quemaduras de primer grado en las muñecas por el contacto con el fuego. Fue evacuado con una ambulancia del SEM a Santa Tecla con pronóstico menos grave.

El novio de la hija y dos policías locales de Torredembarra también recibieron asistencia médica por parte del SEM, aunque fueron intoxicaciones leves que no requirieron hospitalización ninguno de los tres.

La normalidad volvió a media mañana y el amasijo de hierros y madera quemada se amontonó en la acera para despejar el garaje y buscar el origen de esta tragedia.

Los vecinos que salieron a la calle recordaban que la ciudad debería tener un parque propio de bomberos. Desde 2000 se habla de ello y todavía hoy se sigue esperando el equipamiento.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También