Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos antenas de telefonía móvil preocupan a los vecinos del centro de Torredembarra

Temen que a largo plazo pueda ser perjudicial para su salud y cuestionan si su instalación, hace dos años, es legal

Carmina Marsiñach

Whatsapp
A la izquiera se puede ver una de las antenas camuflada como si fuese una chimenea.  Foto: C.Marsiñach

A la izquiera se puede ver una de las antenas camuflada como si fuese una chimenea. Foto: C.Marsiñach

Los vecinos de Torredembarra siguen preocupados por dos antenas de telefonía móvil que se encuentran en la azotea de un edificio situado en la calle del Forn, en el casco antiguo. «Hay quienes son más sensibles y lo notan pero estamos preocupados ya que tampoco se ha demostrado que no sean perjudiciales para la salud a largo plazo», explica uno de los residentes de la zona que prefiere mantenerse en el anonimato.

En noviembre de 2013 los vecinos denunciaron la colocación «ilegal» de estos dispositivos electromagnéticos que están camuflados como si fuesen chimeneas. Los vecinos aseguraron que desde entonces había canales de televisión que no se veían o que las conexiones a internet eran inestables. Por otro lado, una vecina que vivía enfrente del edificio en cuestión se mudó de casa ya que según dijo las antenas le provocaron dolores de cabeza e insomnio.

Según los estudios de los campos electromagnéticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la única alteración que se ha comprobado a causa de las antenas de telefonía móvil es el aumento de la temperatura corporal. Aun así, según el doctor del servicio de Medicina del Trabajo y Salud Pública, Jordi Schlaghecke, es posible que puedan aparecer patologías causadas por las nuevas tecnologías.

 

Polémica instalación

Según Josep Maria Guasch, concejal de Activitat de Torredembarra, Vodafone pidió los permisos de obras para instalar las antenas pero el Ayuntamiento se los denegó. El Pla General d’Ordenació Urbana de Torredembarra, Zona 2, Nucli antic, Art. 87/2/i, no permite la colocación de antenas en el casco antiguo, textualmente dice: «No se admitirán, en ningún caso, usos provisionales ni antenas para telefonía móvil».

Según las fuentes municipales, Vodafone puso las antenas camufladas en la azotea del edificio sin ningún tipo de permiso. Entonces el consistorio abrió un expediente sancionador para que la compañía retiráse las antenas. Finalmente Vodafone denunció a la corporación amparándose con la Ley de Telecomunicaciones aprobada en 2014 que permite a las empresas expropiar los tejados para colocar aparatos electromagnéticos.

Hará cosa de dos semanas, los vecinos vieron como acerca de la una de la madrugada un camión grúa, acompañado de policías locales, efectuaban algún tipo de operación en dichas antenas.

En noviembre de 2014 esta cuestión irrumpió en el pleno. Alternativa Baix Gaià fue uno de los grupos municipales que más denunció el asunto junto a Compromís Torredembarra, que presentó una moción para que las antenas fuesen retiradas de la azotea del edificio de la calle del Forn.

El consistorio, según explica Josep Maria Guasch, está a la espera de la resolución judicial y por el momento no puede hacer nada al respeto.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También