Más de Costa

Dos crías de caimán en Mont-roig

La Guardia Civil intercepta estos animales e investiga al vendedor por un presunto delito contra la flora y fauna y el tráfico de especies protegidas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Una de las crías intervenidas en Mont-roig el pasado viernes. FOTO: Guardia Civil

Una de las crías intervenidas en Mont-roig el pasado viernes. FOTO: Guardia Civil

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Tarragona en colaboración con la Policía Local de Mont-roig del Camp, han intervenido a un vecino de la localidad dos crías de caimán (Caimán crocodilus) vivas, que contaban con menos de un año de vida y se intentaban vender entre vecinos del municipio.

Los hechos investigados se remontan al pasado viernes, 26 de febrero, cuando efectivos del Seprona fueron alertados por parte de la Policía Local de Mont-roig, sobre de la existencia de dos crías de caimán vivas, que un vecino de la localidad exhibía a los vecinos de la zona con la intención de venderlos, para ello aportaba factura manuscrita con el número referencia regulado en el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES)

Al tener conocimiento del hecho, efectivos de la Benemérita se desplazaron hasta la población y tras realizar varias gestiones con la Policía Local, fue localizada dicha persona, confirmando que poseía dos crías de caimán vivas de menos de un año que intentaba vender a vecinos de la localidad.

Tras examinar los ejemplares y consultar al Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de Exportaciones (SOIVRE) en Tarragona, acerca del número CITES que figuraba en la factura, se comprobó la legalidad de la misma, certificando que dicha especie pertenecía a la familia de los saurópsidos, encontrándose incluido en el anexo II del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

En Catalunya no existe una legislación específica que regule expresamente la tenencia de este tipo de animales, pero si que se regula en las condiciones que se deben de tener, como la inscripción privada como núcleo zoológico de Catalunya, las medidas de seguridad de las instalaciones o la prohibición de exponerlos en público.

Por dicho motivo, se procedió a la intervención de las dos crías de caimán, para posteriormente los propios agentes del Seprona, con un contenedor especial, efectuar el traslado de los reptiles hasta el Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Catalunya, ubicado en Masquefa (Barcelona), donde se ocuparán de su cuidado y bienestar y que además podrá ser visitado por cualquier ciudadano que visite el centro.

Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del juzgado en funciones de Guardia de Reus y de la Fiscalía de Medio Ambiente de Tarragona. La importación, exportación, comercio, tenencia o circulación de especies en peligro de extinción son de interés de protección especial, por ello la Guardia Civil trabaja de manera constante para erradicar esta grave problemática.

Temas

Comentarios

Lea También