Más de Costa

El Club de Fútbol Calafell entrena en un parque por la prohibición de acceder al campo municipal

La entidad advierte que supone una puntilla para la desaparición

José M. Baselga

Whatsapp
Los jugadores entrenando en un jardín.

Los jugadores entrenando en un jardín.

Era el día en el que los jugadores  del Club de Futbol Calafell tenían previsto iniciar los entrenamientos, así que se dirigieron al campo municipal.

Pero la Policía Local estaba esperando para indicarles que no podían acceder. «Nos dijeron que si pisábamos el césped nos denunciarían», explican miembros del club.

Así que los jugadores accedieron a la gradas. Allí recibieron el apoyo de los grupos de la oposición de ERC, Cs y la CUP. Posteriormente fueron a entrenar a unos jardines y a la pista de atletismo del Vilarenc.

Los jugadores en la grada.

Este martes fue el enésimo desencuentro entre el Ayuntamiento y el Club de Futbol Calafell. No hay marcha atrás y el Club de Futbol de Calafell (CFC) debe dejar las instalaciones del campo municipal. 

Sin fusión

El Ayuntamiento mantiene su postura, lo que pude suponer la desaparición dela histórica entidad. El consistorio ya advirtió al CFC que debía dejar las instalaciones después de que inicialmente rechazase una fusión con la Unió Esportiva Segur y la Escola de Futbol base como impulsa el Ayuntamiento.

Además de impedirles el acceso al campo, el presidente del CFC, Francisco Pérez, explica que «nos han cambiado las cerraduras de las oficinas sin estar presentes».


La situación arranca de al inicial negativa a sumarse a la fusión de todos los clubs para formar una única entidad que según el Ayuntamiento, permite reducir costes y ser más competitiva.

Pese a que hace unos días el club emitió un comunicado en le que estaba dispuesto a unirse, el Ayuntamiento lo niega.

Fin de las conversaciones
«No es posible que el club pueda sumarse a este acuerdo por incumplir con el acuerdo de la dimisión de la junta directiva y que esta diese paso a una junta gestora».  Esa nueva junta debía solicitar la prórroga del campo y formalizar la integración con la Unió Esportiva Segur.

Pero además «debía presentar un proyecto sólido que cubriese el presupuesto de más de 18.000 euros de la temporada en un club donde los ingresos de asociados no llegan a los 1.000 euros». También exigía el consistorio un preacuerdo con los clubs que se sumaron a la filiación para que los jugadores del CFC se integrasen en la Unió Esportiva Segur.

El Ayuntamiento da por acabadas las conversaciones con el CFC y reiteró a la entidad que debía abandonar las instalaciones del campo de fútbol el 15 de agosto.

Noticias relacionadas:

- El motivo del vetohttps://www.diaridetarragona.com/costa/El-veto-al-Club-Fubol-Calafell-para-usar-el-campo-del-municipio-amenaza-una-historia-de-97-anos--20210726-0087.html?fbclid=IwAR24r6HSPNjjv9B-gxsa6Tict668DFZluDs78KqpZEOJ--teI_0JId4w5Rs

Temas

Comentarios

Lea También