Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell necesita un centro de seguimiento de drogodependencias

La crisis y el desarraigo dispara las atenciones en salud mental y por drogas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los centros de salud mental han quedado pequeños.

Los centros de salud mental han quedado pequeños.

Las dificultades económicas  y de desempleo, además del desarraigo que supone haber llegado a El Vendrell en busca de oportunidades que no llegan, son las principales causas del incremento de atenciones de problemas de salud mental y drogodependencia.

Los Servicios Sociales de El Vendrell realizaron el pasado año un aumento de atenciones por estas causas. Fueron un total de 700 y las más numerosas junto a las generadas por problemas económicos y laborales.  El Baix Penedès sigue encabezando los índices de desempleo en Catalunya.

Todas las edades
Los responsables del área de Servicios Sociales explican que las situaciones de salud mental son en todas las franjas de edad. Una situación que preocupa por el agravante de la falta de recursos en la comarca para atender esas situaciones, que ahora deben derivarse fuera de la zona. 

Aunque las circunstancias socioeconómicas son las que más influyen en la salud mental, también hay un repunte de drogodependencia que también lleva a patologías mentales. 

Falta un CAS
En El Vendrell tampoco hay un Centro de Atención y Seguimiento de drogodependencias y estos casos deben derivarse a Vilanova o Vilafranca con lo que comporta de dificultad para los usuarios del servicio.

El concejal de servicios sociales, Rafel Gosàlvez, señala que muchos de los casos son leves, pero sin una atención de proximidad, pueden complicarse. En sentido es necesaria la dotación de la comarca con estos equipamientos asistenciales.

Salud Mental
Además de falta de un centro de atención y seguimiento de drogodependencias, El Vendrell también necesitaría de un Centro Residencial de Salud Mental. Ese equipamiento llegó a plantearse pero quedó en el olvido y no hay previsión de que esté de forma rápida.

En la localidad hay un centro de salud mental para niños y jóvenes y otro para adultos vinculados al Institut Pere Mata, pero ambos ya han quedado pequeños para la demanda que hay en la comarca.

A nivel general, los Servicios Sociales realizaron el pasado año 21.055 atenciones, frente a las 18.000 del año anterior. En 2017 se abrieron 500 nuevos expedientes.

Temas

Comentarios

Lea También