Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Costa

El Vendrell no dará agua a quien deba cuotas de urbanización

Con la llegada del suministro del Ebre al núcleo de Mas Borràs los propietarios deben poner nuevos contadores, pero la empresa los deniega a quienes no pagan las obras
Whatsapp
Los vecinos tuvieron que afrontar unas obras para acondicionar todo el núcleo.  Foto: JMB/DT

Los vecinos tuvieron que afrontar unas obras para acondicionar todo el núcleo. Foto: JMB/DT

Los vecinos del núcleo de Mas Borràs de El Vendrell están a punto de recibir el agua del Ebre una vez el Ayuntamiento ha ultimado las canalizaciones hasta la zona. Hasta ahora el suministro lo recibían de un pozo que, como explica el concejal del área, Jaume Escarré, ya puede clausurarse.

De hecho, la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) advirtió al propietario de la finca donde está el pozo que lo clausurase ya que no consta como legalizado, a pesar de que la junta de compensación de la zona lo explota desde hace décadas, aunque la gestión la lleva la empresa Aigües de Tomoví, empresa participada en su mayoría por el Ayuntamiento.

Con la llegada del agua del Ebre hasta el núcleo, el Consistorio obliga a que los propietarios instalen nuevos contadores para poder recibir agua desde la nueva canalización, aunque la vieja sigue efectiva y en actividad, pero como explica Escarré en algún momento quedará inutilizada.

 

Pagar las deudas

Cuando la vieja canalización quede fuera de servicio las fincas que no hayan instalado el nuevo contador podrían quedarse sin recibir agua. En este punto se ha abierto una polémica entre algunos vecinos, ya que la empresa que gestiona el agua en la localidad exige a los propietarios que para instalar el contador estén al día de los pagos de las obras que se hicieron para urbanizar todo el núcleo.

 

Deben pagar

El concejal del área señaló que todos los vecinos deben pagar a la junta de compensación por las obras realizadas en la urbanización, entre las que están las de canalización del agua para poder recibir el suministro del Ebre.

Sin embargo hay propietarios de parcelas que discrepan de la medida y consideran que no se les puede impedir poder tener agua en sus casas ya que se considera que es un servicio básico.

Esteban Cabal, uno de los vecinos que critica la medida, explica que ha puesto una denuncia en los Mossos d’Esquadra ya que considera que durante los últimos 20 años la junta de compensación que ha explotado los servicios del agua y cobraba a los vecinos por ello, «no ha declarado el IVA».

En todo caso, desde el Ayuntamiento explican que ya se han retirado las maquinarias municipales para la explotación del pozo, por lo que el propietario puede clausurarlo cuando quiera. La gestión del agua la continuará realizando la empresa Aigües de Tomoví, pero el cobro lo realiza el Consistorio en lugar de la junta de compensación del núcleo.

Los vecinos de la zona llevaban años reclamando la llegada del suministro del Ebre ya que el agua del pozo presentaba un elevado nivel de cal que desaconsejaba su uso para las embarazadas y para los bebés. Los vecinos criticaban que hacía años que habían pagado las obras.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También