El asesino alemán que se hacía pasar por vecino griego en L'Hospitalet de l'Infant

La Policía Nacional arresta a dos peligrosos fugitivos, el segundo de ellos en Collado Villalba (Madrid). El que fue detenido en esta localidad turística del Baix Camp llevaba documentación falsa y estaba en busca y captura en Alemania por un homicidio de 2019

Jordi Cabré

Whatsapp

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la BKA de Alemania y la Policía Local de Vandellòs i l'Hospitalet de l’Infant, han detenido a un fugitivo al que le constaba una Orden Europea de Detención y Entrega interpuesta por las autoridades alemanas por un supuesto homicidio en el que la víctima murió tras recibir un disparo en el corazón.

En una operación distinta, los agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad madrileña de Collado Villalba a otro fugitivo buscado por las autoridades de Colombia por un supuesto homicidio perpetrado, también, con un arma de fuego.

Documentado como ciudadano de origen griego

Las investigaciones sobre el primero de los fugitivos detenidos comenzaron el pasado 24 de agosto, cuando la Policía Nacional recibió una información de la BKA alemana solicitando su localización y detención.

Tras el cotejo y peritación de las huellas aportadas, se pudo determinar que coincidían plenamente con las de un individuo que residía con identidad griega en L'Hospitalet de l’Infant. Desde entonces, los agentes encargados de la investigación realizaron continuas comprobaciones en las inmediaciones del domicilio, donde localizaron al fugitivo alemán, que en esos momentos portaba un documento de identidad griego con foto incluida.

Los hechos por los que era buscado se remontan al 7 de agosto de 2019, cuando el detenido entró en un restaurante de Alemania y disparó en ocho ocasiones a su víctima. De los cuatro impactos que recibió, uno le atravesó el corazón, muriendo desangrada. Las autoridades alemanas le impusieron una pena de cadena perpetua.

Asesinó a su víctima en un parque de Colombia

La detención del segundo de los fugitivos, buscado por las autoridades colombianas, se produjo el pasado seis de octubre en la localidad madrileña de Collado Villalba, donde los agentes establecieron un dispositivo policial de control y vigilancia tras tener conocimiento de que el huido podía estar escondido en el domicilio de un familiar cercano. Tras varios meses de investigación y numerosas vigilancias, se detectó su presencia, procediéndose inmediatamente a su detención.

Los hechos que se le imputan sucedieron el 19 de julio de 2018, cuando, en compañía de otros miembros de su organización criminal, en un parque de la localidad colombiana de Palmira, atentó contra la integridad física de la víctima, quien falleció por la gravedad de las heridas ocasionadas con un arma de fuego. Las autoridades colombianas le impusieron una pena máxima de 37 años.

Temas

Comentarios

Lea También