Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El futuro hotel de Cap Salou tendrá seis plantas y 170 habitaciones

La cadena Golden Hotels estudia iniciar las obras en octubre, lo que supondría que podría abrir en 2017. Será de cuatro estrellas superior
Whatsapp
Recreación de la piscina exterior que tendrá el hotel. Dispondrá de otras en la azotea. Foto: Cedida

Recreación de la piscina exterior que tendrá el hotel. Dispondrá de otras en la azotea. Foto: Cedida

El pleno del Ayuntamiento de Salou aprobará hoy, de manera inicial, la modificación puntual del Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) para permitir la construcción de un nuevo hotel de cuatro estrellas superior en Cap Salou, en un solar ubicado entre las calles Vaporet y Ermitanet y la carretera de la costa. Tendrá cinco plantas con 170 habitaciones más otra baja con la recepción y el vestíbulo. En la azotea habrá una piscina cubierta, otra descubierta y un bar exterior. También dispondrá de dos piscinas exteriores abajo (una para adultos y otra para niños) y un spa y un aparcamiento subterráneos.

La cadena promotora, Golden Hotels, estudia iniciar las obras en octubre, «aunque todavía no lo hemos decidido. Quizá esperemos dado el momento complejo actual», afirma Enric Aragonés, consejero delegado de este grupo hotelero con sede en Pineda de Mar (Maresme). Dependerá de la agilidad con la que vaya la tramitación de las licencias y los permisos. El proyecto requerirá aún la aprobación provisional del consistorio –una vez concluya el pertinente periodo de alegaciones– y el posterior visto bueno definitivo de la Comissió Territorial d’Urbanisme de Tarragona.

«A partir de ahí, la construcción del hotel duraría en torno a un año y medio», explica Aragonés. Es decir, si se cumplen las previsiones más optimistas podría abrir en 2017.

 

Dejado desde 2008

El nuevo alojamiento se levantará en un solar que está en desuso. En febrero de 2008, el Ayuntamiento concedió una licencia a las misma empresa –propietaria del terreno– para que construyera allí apartamentos. Sólo puso los cimientos y lo valló. El proyecto quedó paralizado por la crisis y lo único que hay es vegetación que crece libremente. Con la modificación del POUM, la finca mantendrá su calificación de uso turístico pero ampliará su edificabilidad de los 3.047 metros cuadrados actuales a 5.729.

El consistorio justifica esta variación porque «se encuadra en los objetivos de interés general previstos en el POUM para fomentar el turismo de calidad en el municipio». Y asegura que, a cambio de este incremento de techo edificable, el Ayuntamiento percibirá 240.000 euros en concepto de cesiones. «Invertiremos este dinero en adquirir fincas en el trazado del camino de ronda», señala el alcalde, Pere Granados.

Golden Hotels deberá aportar también un estudio paisajístico para valorar su impacto en el entorno. «Quedará integrado en el terreno y será más bajo que el hotel de al lado (el Golden Donaire Beach)», dice Granados.

El alcalde destaca que este futuro equipamiento hotelero generará cien puestos de trabajo directos: «Creará riqueza en la zona e impulsará la actividad económica de los comercios y los establecimientos de alrededor. Es una muy buena noticia para el municipio».

 

Menos plazas de parking

En Salou hace más de diez años que no se construye un nuevo hotel. Ahora tiene dos proyectos en marcha: éste de Cap Salou y el de la avenida de Carles Buïgas –también de cuatro estrellas superior–. «A pesar de que el mercado ruso ha bajado, el sector turístico sigue interesado en invertir. Eso significa que el turismo, que es el principal motor económico de Salou, funciona bien», sentencia Granados.

El pleno de hoy aprobará, además, otra modificación puntual del POUM para que los hoteles dispongan de una plaza de aparcamiento por cada diez clientes, en vez de por cada 2,5 como establece la normativa actual. Se trata de una petición de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda que colea desde hace varios años.

«Esta nueva ratio es la que utilizan en otros lugares turísticos y permitiría que la superficie que quede liberada en cualquier planta subterránea pueda ser destinada a otros usos», apunta el consistorio, que justifica este cambio con el argumento de que, en los últimos años, los visitantes extranjeros superan a los nacionales y eso «significa que la mayoría de turistas utilizan el transporte colectivo –avión o autobús– para desplazarse en vacaciones. Hay menos demanda de aparcamiento y más de instalaciones lúdicas, como servicios de bar, restauración, actividades musicales, salas comunes o cocinas».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También