Más de Costa

El joven que arrancó los ojos a un conserje en Cambrils, vigilado en Barcelona

La Fiscalía de Menores no intervendrá hasta que reciba el alta hospitalaria. Se encuentra custodiado en el Hospital Sant Joan de Déu a la espera de un análisis psicológico para entender su agresividad de la madrugada del martes

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: CME

FOTO: CME

El joven vecino de L'Hospitalet de Llobregat que en la madrugada del martes protagonizó un agresión brutal contra un conserje del hotel Estival ElDorado de Cambrils sigue ingresado en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. El menor de 17 años de edad está bajo custodia policial por un brote psicótico desde que fue arrestado esa misma madrugada por Mossos d'Esquadra con ayuda de la Policía Local de Cambrils. 

Aunque está acusado de un homicidio en grado de tentativa, la Fiscalía de Menores que lleva el caso ha informado que no intervendrá hasta que reciba el alta hospitalaria, cuando previsiblemente pedirá imponerle medidas cautelares. 

El conserje de 62 años que sufrió la paliza y las lesiones en la cara sigue ingresado en el Hospital Joan XXIII de Tarragona. Su estado es reservado y su pronóstico es grave, apuntan fuentes del hospital de referencia provincial. El hombre no solo le arrancaron los ojos, sino que le patearon la cabeza y el cuerpo.

Cabe recordar que además del conserje, este joven de 17 años agredió hasta cinco personas, incluida un mosso d'esquadra al que quiso arrebatarle la pistola sin éxito cuando estaba intentándolo neutralizar. 

No obstante, el más perjudicado por el brote psicótico que sufrió este joven fue un conserje del turno de noche de este resort de cuatro estrellas de Cambrils. El trabajador recibió una severa paliza que lo llevó directamente a la UCI del hospital Joan XXIII.

Según fuentes conocedoras del caso, el menor de edad habría primero noqueado de un puñetazo al trabajador del hotel en el pasillo de la habitación 2360, donde se alojaban el agresor y su madre. Después de dejarlo inconsciente en el suelo, habría continuado golpeándole de forma indiscriminada hasta llegar a arrancarle los ojos.

La madre del adolescente y la amiga de ella no estarían lejos de la escena en el momento de los hechos, ya que fueron las que dieron la voz de alarma al 112 ante la imposibilidad de neutralizar el ataque de ira del joven.

Las otras cuatro personas agredidas por este joven serían la madre (la primera en recibir los golpes), la amiga de la familia y un cliente que estaría alojado en esta planta del hotel situado en la calle Doppler, a pocos metros de la playa de L’Ardiaca.

La reconstrucción de una tragedia

Los hechos se conocían 11 minutos después de la medianoche, informó Mossos. El joven, muy alterado, habría golpeado primero a la madre tras sufrir un brote psicótico. Según fuentes conocedoras del caso, el menor no tendría un diagnóstico de enfermedad mental, pero ya habría sufrido otros ataques de ira similares en meses anteriores, según conocieron Mossos y Policía Local tras hablar con la madre. Al menor, una vez neutralizado, se le administró un sedante y fue derivado al hospital Sant Joan de Reus y después al Sant Joan de Déu, en Barcelona.

Tras la primera agresión del acusado, la madre pidió ayuda a una amiga que se alojaba en una habitación del mismo pasillo. El joven, descontrolado, también golpeó a la otra mujer e incluso a un tercer cliente que intentó contener la ira del menor.

Con este escándalo, se alertó al conserje que estaba de guardia. El hombre, de 62 años, fue el más perjudicado. Intentó contener al joven, que lo recibió con un puñetazo y luego se ensañó con el trabajador inconsciente en el suelo.

Habría una quinta persona herida, un agente con un dolor en la cara, pero que solo requirió una visita al CAP de Cambrils. Fue el Mosso que tuvo que impedir que le quitaran el arma reglamentaria y la escena terminara aún peor de lo que estaba sucediendo.

El menor de edad fue detenido por los Mossos y acusado por una tentativa de homicidio. Seguirá bajo custodia policial en un hospital de Barcelona hasta que se pronuncie la Fiscalía de Menores.
El hotel Estival ElDorado emitió un comunicado asegurando que estaban consternados por lo ocurrido. «Ofrecemos todo el apoyo a la familia y al entorno del nuestro trabajador con la esperanza de su máxima recuperación», dijo.

Temas

Comentarios

Lea También