Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El nuevo puente de la antigua N-340 de Cambrils aprovechará las columnas del actual

Las catas en la riera de Alforja han terminado hoy y no habrá más obras hasta después del verano

Jordi Cabré

Whatsapp
Una ‘pitufa’ y una excavadora están desde el lunes realizando diferentes agujeros en la riera para buscar la base de las columnas. Foto: Alba Mariné

Una ‘pitufa’ y una excavadora están desde el lunes realizando diferentes agujeros en la riera para buscar la base de las columnas. Foto: Alba Mariné

Una excavadora y una ‘pitufa’ trabajan desde este pasado lunes en el cauce de la Riera d’Alforja, justo debajo del puente de la antigua N-340 (avenida del Baix Camp). Son trabajadores de la empresa Roma Infraestructures i Serveis, la empresa que ganó la adjudicación el pasado mes de marzo por un importe de casi 960.000 euros.

Desde el lunes, estos operarios están realizando agujeros de tres y cuatro metros de profundidad para ver hasta donde llega la base de las columnas que sustentan esta infraestructura. Las catas permiten conocer detalles que permitirán a posteriori trabajar en la demolición del puente y la construcción del nuevo paso por encima de la riera.

Las catas se realizaron al lado de cada una de las columnas que se encuentran dentro del cauce de la riera, zona de paso del agua y el entorno del césped. Ayer por la mañana, la empresa comunicó que se habían terminado los trabajos previos y que se reanudarán las obras tras el periodo vacacional.

Una ‘pitufa’ y una excavadora están desde el lunes realizando diferentes agujeros en la riera para buscar la base de las columnas. Foto: Alba Mariné

Con estos primeros trabajos, se pone en marcha una de las obras más importantes de los últimos años en Cambrils. La demolición de una barrera arquitectónica en la ciudad y la recomposición urbanística para cicatrizar las obras que ahora se han puesto en marcha.
Según ha sabido el Diari, la demolición no eliminará los pilares del puente. Sólo los centrales y que ahora pasan por en el centro del cauce de la riera. Al perder altura el puente no se puede perder volumetría de agua y provocar que se colapse en casos excepcionales esta riera, que en 2004 ya vio como el agua pasaba por encima de otros puentes más bajos.

Se rebajará la altura de los pilares externos al cauce y las dos columnas del centro van fuera

La idea que fija el proyecto es cortar las columnas que se puedan reaprovechar (las catas son para comprobar la solidez de las mismas) y crear un nuevo puente con doble carril (ver gráfico anexo) que regule el tráfico en la  antigua N-340 y que desemboca en un paseo en la parte sur de esta avenida.

Después de las catas faltará por ver si las obras de demolición de la plataforma se realizan a continuación o bien se deja un margen de algunas semanas para evitar un problema con el turismo. La idea de la empresa es quitar la plataforma con maquinaria pesada y desmontarla a trozos para su transporte en el cauce de la riera.

Diseño sobre plano del futuro puente que tendrá la avenida Baix Camp que cruzará por este punto de la Riera de Alforja.

Con la parte superior del puente desmontada, se procedería a recortar los pilares necesarios, arrancar los que no servirán y preparar con los respectovos desniveles la nueva conexión viaria en este punto de la villa marinera.

Las catas que se están llevando a cabo estos días han levantado expectación entre los viandantes que pasan por ambos lados de la riera de Alforja. De momento, las obras no interfieren ni en el sector turístico ni en la circulación viaria

Temas

Comentarios

Lea También