Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El sector urbanístico de La Cabana de Altafulla, en vías de desencallarse

El proyecto estaba parado por el desacuerdo de los propietarios en torno a la reparcelación y que con la crisis inmobiliaria se echaron atrás. Es una zona que quedó en abandono

Joan Boronat

Whatsapp
El vial Lluís Companys  que no ha podido ser recepcionado por el Ayuntamiento. Foto:  J. Boronat

El vial Lluís Companys que no ha podido ser recepcionado por el Ayuntamiento. Foto: J. Boronat

El conflicto urbanístico en que se halla inmerso el PAU 10 (Programa de Actuación Urbanística) La Cabana en Altafulla puede desbloquearse a raíz de una reunión mantenida hace unos días entre el principal propietario del sector urbanístico, el abogado y representante del propietario mayoritario, y el arquitecto municipal. Reunión que ha coincidido con la venta del chalet de la Creu, situado en este enclave.

Según explica Marisa Méndez-Vigo, concejal de Urbanisme i Via Pública de Altafulla, el sector urbanístico La Cabana lleva muchos años encallado «por el desacuerdo entre los distintos propietarios en torno a la reparcelación, que además la crisis inmobiliaria hizo que se echaran atrás». Parte de los propietarios interpusieron recurso a la reparcelación aprobada en 2007, obteniendo una sentencia favorable a sus intereses en el año 2012, lo que supone  una nueva reparcelación que se ha llevado a cabo. 

Con el repunte de la construcción, el PAU 10 de La Cabana gana fuerza de nuevo y podría significar un avance en la deseada apertura de calles, como el vial Lluís Companys, que el Ayuntamiento no ha podido recepcionar por no reunir las condiciones exigibles. Marisa Méndez- Vigo admite que para ello será preciso que los promotores procedan a la puesta al día de la infraestructura viaria y actualización de los servicios, «teniendo en cuenta la degradación tras tanto tiempo de abandono, con  la consiguiente suciedad acumulada, con problemas de higiene y situación de peligrosidad».

La responsable de Urbanisme subraya que la definitiva recepción del sector podría ser una realidad y así se pondría fin a tan largo período de abandono de la zona, «donde los trabajos de limpieza han sido más bien escasos y siempre como consecuencia de los expedientes sancionadores instados por el Ayuntamiento».

La apertura de la Avinguda Lluís Companys permitiría además prolongar la línea 12 de autobuses de la Empresa Municipal de Transports (EMT) de Tarragona –que ahora tiene parada en Aiguamolls del Gaià–, hasta la estación del ferrocarril de Altafulla-Tamarit, situada precisamente en el término municipal de Tarragona, según el acuerdo firmado en 2015 entre ambos municipios y que no es operativo por estar cerrado al tráfico el citado vial.

Restauración del chalet

La finca del chalet de la Creu, incluida dentro del PAU 10 de La Cabana, edificio catalogado como bien urbanístico protegido, ya tiene nuevo propietario. Sus antiguos dueños, la familia Montagut, lo han vendido a un industrial leridano que ya tiene licencia de obra menor, expedida por el Ayuntamiento de Altafulla, «para que pueda proceder a la restauración de las fachadas del edificio y adecentar el jardín y el entorno, hasta el momento muy descuidado», afirma Marisa Méndez-Vigo. Contariamente, el interior del chalet parece que se encuentra en mejor estado de conservación, pese a requerir algunas obras de adecuación.

FOTO: Joan Boronat

Una vez remozado el singular edificio, construido hacia el año 1945, éste quedaría habilitado para residencia del nuevo propietario y sede de las actividades empresariales del mismo, según fuentes municipales.

La responsable de Urbanisme i Via Pública del Ayuntamiento de Altafulla explica que «este hecho supone un cambio de rumbo  en la imagen del sector urbanístico de La Cabana y el Xalet de la Creu, hasta ahora en estado deplorable». El edificio se encuentra ubicado justo en el límite de la Avinguda Marquès de Tamarit y el pinar del Carrer Alcalde Pijuan, próximo a la piscina municipal, en una de las entradas del municipio y que a partir de ahora, con la anunciada actuación, mejorará sensiblemente el orden urbanístico y  la imagen del entorno.

Temas

Comentarios

Lea También