Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hallan restos de una posible muralla ibérica en el yacimiento de Vilafortuny

Esta semana se han hecho públicos por primera vez los hallazgos de este asentamiento de los siglos III-II aC

Carmina Marsinach

Whatsapp
El arqueólogo Enric Vilalta mostrando una estructuras íbera. Foto: PERE FERRÉ

El arqueólogo Enric Vilalta mostrando una estructuras íbera. Foto: PERE FERRÉ

Los restos arqueológicos encontrados debajo los antiguos terrenos del Club Tenis Vilafortuny evidencian por primera vez que en Cambrils hubo un núcleo de población de época ibérica. Se trata de un yacimiento ubicado a los pies del Castell de Vilafortuny a unos 300 metros de la playa aproximadamente. La estratigrafía antigua y las estructuras defensivas y de hábitat halladas corresponderían al período ibérico final (siglos III-II aC).

El arqueólogo Enric Vilalta, de la empresa Absis Patrimoni Cultural, dio a conocer este miércoles en una conferencia en el Museu d’Història de Cambrils los resultados de las excavaciones llevadas a cabo a principios del 2018. La promotora de los terrenos, Solvia, fue quién encargó los trabajos a petición de la Generalitat. Su intención es urbanizar la zona y construir edificios, pero antes debían comprobar que las obras fueran compatibles con la preservación de los restos arqueológicas que pudiera haber en la zona. Y por el momento, parece ser que podrían tirar hacia delante. 

Tras perforar un total de 26 zanjas se encontraron los primeros fragmentos de cerámica ibérica, así como restos de muros y estructuras de una posible muralla y de algunas viviendas. Todas estas evidencias se ubicarían encima de las antiguas pistas de tenis. 

Según Vilalta, por la disposición de las estructuras encontradas trabajan con dos hipótesis. Podría tratarse de un asentamiento con una muralla y un barrio extramuros o bien de un asentamiento de casas entorno a un pequeño recinto fortificado, una ciudadela. «Pero la parcialidad de la intervención no nos permite ir más allá. Ahora tenemos un inmenso puzle por resolver», apuntaba el arqueólogo. Aun así, para corroborar la ubicación exacta del asentamiento harían falta más intervenciones en las zonas verdes de los alrededores ya que con los indicios que se tienen podría tratarse de un perímetro de asentamiento de hasta 15 hectáreas. 

Las evidencias se han encontrado bajo las pistas de tenis. FOTO: PERE FERRÉ

También hallaron diferentes piezas de cerámica de ánforas de boca plana con decoraciones pictóricas, dos piezas que serían fichas de juego y también piezas de cerámica, como parte de un joyero, procedentes de Grecia o Ibiza. Este material será expuesto en el Museu d’Història de Cambrils. 

En manos del Ayuntamiento 

Su director, Gerard Martí, puso de manifiesto que esta «era una de las piezas que faltaban en el municipio. Tenemos vestigios de época prehistórica, romana y medieval». En este sentido señaló que este hallazgo supone un «reto de futuro» sobre todo para el Ayuntamiento de Cambrils que deberá decidir cómo gestionarlo. Martí destacó también la gran suerte de que hubiera aparecido en una zona verde: «mejor imposible». 

Por su parte, Imma Teixell, arqueóloga territorial de la Generalitat, quiso dejar claro que aunque no se hayan encontrado restos romanos no descartaría aún que pudiera haber hasta tener más evidencias. Por la zona en que se encuentra el yacimiento es difícil que se hayan conservado y hay que tener en cuenta que la construcción de las pistas de tenis tampoco ayudó. 

Jordi Diloli, historiador y arqueólogo del Departamento de Historia e Historia del Arte de la URV, explicó que «lo que vemos aquí es que hay unas posibilidades de investigación bastante interesantes como para ir mucho más allá». Y propone seguir con las prospecciones para comprobar la continuidad, la cronología y la existencia de estructuras, aunque es consciente de que se trata de unas excavaciones derivadas de un proyecto constructivo. 

La conferencia organizada por el Campus Extens de la URV, estuvo enmarcada dentro del Festival Tarraco Viva 2019 y en el 40è aniversari del Centre d’Estudis Cambrilencs (CEC). 

Nuevo yacimiento en el Cavet

Recientemente también se ha descubierto un yacimiento mesolítico en el Cavet, único en el Mediterráneo. Tal y como avanzó Revista Cambrils el yacimiento anterior al neolítico dataría de entre 8.000 y 9.000 años atrás. El arqueólogo Josep María Vergés lo calificó de un hallazgo «excepcional». 

Temas

Comentarios

Lea También