Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hartos de las inundaciones en el paso de la Riera de Maspujols

Los vecinos del Molí de la Torre denuncian que su principal acceso al barrio ha estado cerrado más de 15 días 

Carmina Marsiñach

Whatsapp
Lydia Aguirre junto a otra vecina del barrio en el paso de la Riera de Maspujols. FOTO: alba mariné

Lydia Aguirre junto a otra vecina del barrio en el paso de la Riera de Maspujols. FOTO: alba mariné

Los vecinos del barrio del Molí de la Torre de Cambrils están hartos de las inundaciones en el paso de la Riera de Maspujols. Se trata del principal acceso a la urbanización sin necesidad de entrar por el Vial del Cavet. Tras las últimas lluvias llevaba más de quince días cerrado al tráfico porque había más de un palmo de agua y sobre todo una gran cantidad de barro acumulado. Justamente ayer se reabrió el paso a los vehículos. «Los vecinos están que trinan. Es la entrada por la que tenemos acceso directo a la A-7 y a la N-340. Es lo más cómodo, sino tenemos que dar toda la vuelta por Cambrils», explica Lydia Aguirre, de la Associació de Veïns del Molí de la Torre que asegura que se trata de un paso que utilizan a diario para entrar y salir del barrio los 400 vecinos que viven en la zona.

Aunque la circulación en la zona ya esté abierta, los vecinos consideran que el problema no está solucionado. Desde el Ayuntamiento de Cambrils retiraron ayer el barro de en medio de la calzada acumulándolo hacía ambos lados de la Riera. «Cuando vuelva a llover, volveremos a estar igual. Todo este barro se concentrará en medio de la carretera», decía Aguirre. 
Los residentes lamentan también que desde la entrada de la N-340 no estuviera señalizado que la Riera estaba cortada. Los vehículos se encontraban con el paso prohibido y se veían obligados a dar la vuelta por el camino que va hacía Vilafortuny o realizando marcha atrás. 

Aguirre expone que desde el consistorio les han dicho que se trata de un paso provisional pero considera que aunque sea temporal deben tenerlo «arreglado y en condiciones». El concejal de barrio, Josep M Vallès, explicó a los vecinos que estaba previsto urbanizar el otro lado de la Riera, por la parte más cercana a Vilafortuny, y donde está proyectado que acabe habiendo una calle directa al Vial del Cavet y una nueva rotonda. 
Pero los residentes del Molí de la Torre consideran que no sería un acceso tan directo como el que ahora tienen con el paso de la Riera de Maspujols. Según Aguirre, el Ayuntamiento no está dispuesto a realizar obras en el paso para evitar las inundaciones porque «el coste sería desproporcionado por la cantidad de vehículos que pasan». Una visión completamente distinta a la de las personas que viven en el barrio y que utilizan el acceso a diario. Consideran que quizás un puente podría poner remedio a esta situación. 

Los vecinos lamentan también que la ACA tenga esta riera tan «descuidada». «Está llena de cañas y al final los que lo pagamos siempre somos los mismos, los vecinos», concluyen.

Por su parte el Ayuntamiento explica que se encargaron de retirar  el barro del paso, es decir, del vaso inundable, como «ya hace habitualmente el consistorio». Desde la corporación señalan que el problema es que con los años se ha ido acumulando arena en ambos lados de la Riera y esto provoca que el agua se quede encharcada. El Ayuntamiento está en conversaciones con la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) para ver cómo y quién debe vaciar el arroyo ya que ya que el Ayuntamiento teóricamente sólo puede trabajar en el paso, «el resto es competencia de la ACA».
Desde la ACA confirman al Diari que autorizaron la retirada de sedimentos al Ayuntamiento como vía de emergencia «para garantizar el paso». En esta línea, aseguran que tienen prevista una reunión con el Ayuntamiento para abordar cuál es la solución definitiva a adoptar ante esta cuestión.

Vehículos atrapados 
Cabe recordar que con los distintos episodios de lluvia de este otoño hasta cinco vehículos se han quedado atrapados en el paso de la Riera de Maspujols. El pasado 9 de octubre por la noche la tromba de agua arrastró a una pareja cuando cruzaba en coche por la Riera. El matrimonio salió por su propio pie del vehículo. Esa misma semana otros cuatro coches hicieron caso omiso a la señalización de la Policía Local que indicaba que prohibía el paso  y tuvieron problemas para cruzar. El pasado viernes otros dos coches quedaron atrapados por el barro acumulado en la zona. 

Temas

Comentarios

Lea También