Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Inversión de 500.000 euros en mejoras de la vía pública en Torredembarra

El consistorio presenta un presupuesto de casi 22 millones de euros para este 2018. Pasará por la aprobación del pleno el próximo día 27

Carmina Marsinach

Whatsapp
Este 2018 se llevará a cabo el asfaltado de distintas calles, entre ellas, la avenida Sant Jordi. FOTO: PERE FERRÉ

Este 2018 se llevará a cabo el asfaltado de distintas calles, entre ellas, la avenida Sant Jordi. FOTO: PERE FERRÉ

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Torredembarra presentó ayer su propuesta de presupuestos para este 2018, unas cuentas que ascienden hasta los 21.669.555 millones de euros. La cifra, que supone un incremento de casi un millón respecto a los del 2017, se someterá a aprobación en el pleno extraordinario del próximo 27 de febrero. 

El consistorio prevé destinar 976.901,12 a inversiones. De entre las actuaciones planteadas destaca la partida destinada a la mejora y mantenimiento de la vía pública. Se asfaltarán las calles que se encuentren en mal estado, se llevará a cabo la adecuación de parques infantiles o la mejora del alumbrado público en determinados puntos del municipio con un total de 511.513,80 euros. 

También destacan las partidas de mejora de las comunicaciones, sistemas informáticos municipales o el desarrollo de la administración electrónica que ascienden a un 242.510 euros.

«Del 2015 al 2017 hemos hecho unos presupuestos muy prudentes y se han generado una serie de remanentes de tesorería que se han aprovechado para inversiones y también para reducir el endeudamiento», explicó el alcalde Eduard Rovira. En este sentido, según el consistorio se está cumpliendo con el plan de saneamiento previsto de una forma «mucho más acelerada». A finales del 2018 el Ayuntamiento prevé reducir el endeudamiento del 67% al 58,5%. Según el alcalde, también quieren rebajar un poco más el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que ya ha descendido 5,5 puntos desde su mandato. 

El concejal de Vía Pública i Mantenimiento, Valeriano Pino dijo que muchas de las inversiones previstas en 2017 que contaron con un presupuesto de unos 3 millones de euros se materializarán este año. Es el caso de la remodelación de la calle Pere Badia, la adecuación del paso superior de la vía del tren del Barri Marítim, parques infantiles adaptados para niños con movilidad reducida o el alumbrado del barrio dels Munts. «Pido paciencia porque será un año de obras pero que cambiará la realidad de las calles de Torredembarra», pidió Pino. 

La concejal de urbanismo, Clara Solivellas, quiso destacar que durante este año se trasladarán las oficinas de Serveis Socials en un piso de la calle Lluís Companys.Por otro lado, también se llevará a cabo la redacción del proyecto de conversión en vía urbana de la antigua N-340.  

Participación ciudadana

Según Eduard Rovira, todas las actuaciones previstas son de carácter urgente y eso ha «impedido» hacer una propuesta participativa de estas cuentas. Si las leyes de presupuestos del Estado lo permiten, el consistorio prevé hacer una consulta ciudadana para saber que es lo que los vecinos del municipio quieren hacer con el remanente positivo del 2017. Una cifra que aún no se conoce, pero que el consistorio asegura que será positiva. 

Casi un millón más que en las cuentas del año pasado

El Ayuntamiento ha aumentado este 2018 el presupuesto en casi un millón de euros. Según el concejal de Hisenda, Josep M. Guasch, se debe al incremento de un 7,8% en impuestos directos i un 8,5% en indirectos. «En la revisión del catastro en 2017,  unas 500 propiedades no lo tenían al día», dijo. La revisión supondrá una entrada extraordinaria de dinero proveniente del IBI correspondiente al período 2014-2017, una cifra que asciende a unos 420.000 euros. A partir de 2018 cada año ingresarán 105.000 euros más que hasta ahora. 

Temas

Comentarios

Lea También