Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

L´Arboç estudia implantar el 'radar solidario' para ayudas sociales

El Ayuntamiento prevé 449.762 euros al año en multas. CiU propone destinar un 25% a actuaciones que decidan los vecinos

José M. Baselga

Whatsapp
Imagen de archivo de un agente local de L´Arboç multando a un vehículo mal aparcado junto a la N-340.  Foto: JMB/DT

Imagen de archivo de un agente local de L´Arboç multando a un vehículo mal aparcado junto a la N-340. Foto: JMB/DT

El Ayuntamiento de L’Arboç estudia implantar el ‘radar solidario’ para que al menos el 25% de las multas que ponga la Policía Local se destinen a lo que escojan los vecinos a través de un proceso de participación ciudadana.

La propuesta la planteó el grupo de CiU, en la oposición, a través de una moción y el gobierno decidió dejarla sobre la mesa para analizarla y votarla en el próximo pleno municipal.

La moción destaca que, según las propias previsiones del Ayuntamiento, en 2016 la recaudación por infracciones de la ordenanza de circulación será de 449.762 euros, lo que representa 1.232 euros al día.

112.440 euros

CiU propone que según esas cuentas se destinen 112.440 euros a actuaciones en la localidad que decidan los propios vecinos. El gobierno escuchó la propuesta y aseguró que la estudiaría y que se debatirá en una próxima sesión municipal. Sin embargo, la posibilidad ya ha levantado expectativa entre los vecinos y las entidades

La iniciativa se puede conocer como del ‘radar solidario’ porque ya ha comenzado a aplicarla el municipio cántabro de Santa María de Cayón.

Esta misma semana ha colocado, a través de una empresa que gestiona las sanciones, un semáforo que se pone en rojo cuando los vehículos superan los 50 kilómetros por hora y multa a los conductores que se saltan la señal. La sanción es uniforme de 200 euros y cuatro puntos del carnet para todos, independientemente de la velocidad a la que se circula.

La empresa que lleva el servicio se queda la mitad de lo recaudado y la otra parte es para el Ayuntamiento. El Consistorio cántabro decidió que esa parte será para familias necesitadas del municipio. En los dos primeros días de funcionamiento recaudó 15.200 euros.

En L’Arboç la mayor parte de las sanciones son por exceso de velocidad en la travesía de la carretera N-340, por donde pasan más de 30.000 vehículos diarios y donde la Policía Local acostumbra a colocar el radar.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También