Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Audiencia desestima el recurso de apelación

La querella aporta nuevos elementos de prueba y pide que se reabra el procedimiento
Whatsapp

El juzgado de instrucción número seis de Tarragona inició las diligencias previas tras haberse producido los hechos, y mediante la Interlocutoria de 1 de julio de 2014, se acordó el sobreseimiento provisional de las actuaciones. La Interlocutoria fue recurrida en reforma y en apelación.

Pero hace apenas unos días, el pasado 12 de febrero, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona dictó Interlocutoria que desestimaba el recurso y confirmaba, por lo tanto, el sobreseimiento provisional de las actuaciones.

Sin embargo, el bufete de abogados que representa a la familia del fallecido Juan Carlos Prieto recuerda que, «según la reiterada y pacífica jurisprudencia del Tribunal Supremo, el sobreseimiento provisional dictado no impide la reapertura posterior de la causa, pues no despliega ninguna eficacia preculsiva».

A partir de este punto, la reapertura del procedimiento una vez firme la Interlocutoria de sobreseimiento provisional depende de que se aporten nuevos elementos de prueba que, o bien no consten en la causa o que, constando en ella, no han podido ser advertidos por la propia complejidad del sumario.

En la querella, el Europraxis considera que aporta elementos nuevos de prueba –entre ellos una prueba pericial forense y distinta documentación– y al mismo tiempo se efectúa un exhaustivo análisis de la totalidad del sumario, «en el que destacan aspectos controvertidos y contradicciones entre los querellantes que hasta ahora habían pasado inadvertidos».

Emergencia psiquiátrica

Los abogados de la familia de Prieto insisten en que, a pesar de lo que indican los querellados en sus declaraciones, «la presencia de los sanitarios del SEM y de la policía en el lugar de los hechos no obedecía a ningún aviso por sobredosis ni por violencia de género, ya que el único aviso que consta en la causa lo es por una emergencia psiquiátrica, hecho que pasan por alto las resoluciones dictadas hasta ahora respecto a los hechos y que constituye, en definitiva, una de las causas del traspaso de Juan Carlos Prieto, ya que no fueron activados los protocolos y procedimientos que requieren las emergencias psiquiátricas».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También