Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Generalitat prorroga cinco años la concesión del edificio del Club Nàutic de Salou

Granados asegura que es «una gran noticia» que les permitirá trabajar en la redacción y aprobación del Pla Parcial

Mònica Just

Whatsapp
Exterior del edificio del Club Nàutic Salou, la concesión del cual ha conseguido una prórroga de hasta cinco años. FOTO: Alba Mariné

Exterior del edificio del Club Nàutic Salou, la concesión del cual ha conseguido una prórroga de hasta cinco años. FOTO: Alba Mariné

El Club Nàutic de Salou llevaba meses sumergido en una situación de incertidumbre. Su futuro no estaba claro. La concesión del edificio finalizaba en julio. Pidieron una prórroga. Y desde la Generalitat nadie se pronunciaba. La falta de gobierno no lo ponía fácil. Pero parece que su futuro al fin va tomando forma. El Departament de Territori i Sostenibilitat notificó ayer mismo al Ayuntamiento de Salou y al Club Nàutic la resolución de la Direcció General de Transports i Mobilitat por la cual se prorroga la concesión del edificio social y de servicios náuticos del puerto. Un paso clave para garantizar que la actividad podrá seguir en marcha. 

Así lo confirman fuentes consultadas del propio Departament, que señalan que la prórroga se otorga por un plazo máximo de cinco años a partir de la fecha de finalización de la concesión vigente –es decir, finales de julio de este año–, o hasta que hayan pasado seis meses desde la ejecutividad del plan especial urbanístico del puerto de Salou «si esta circunstancia ocurre primero». Desde Territori apuntan también que cabe la posibilidad de presentar recurso contra esta resolución. 

Tiempo para el plan especial

El Ayuntamiento de Salou lo han recibido con los brazos abiertos. El consistorio y los actuales concesionarios ganan tiempo para poder trabajar en el futuro de la entidad.

Según afirma el alcalde, Pere Granados, «es una excelente noticia. Una solución de impasse que nos dará tiempo para redactar y aprobar el plan especial, así como  para reordenar la zona». «Llevamos muchos años esperando. Estábamos pendientes de la nueva Llei de Ports, pero como no hay gobierno no acababa de avanzar. Entonces pedimos una autorización con la voluntad de ampliar la concesión un periodo de dos años. Y al final tendremos hasta cinco. Es un tema por el que nunca hemos dejado de trabajar», valora Granados.

El alcalde cree que estos años de margen les servirán para trabajar en la reordenación de la zona. «Queremos abrirla a la ciudadanía. Tiene que ser la continuación del paseo por el mar. Enlazar la zona de Llevant con la de Ponent. Dar continuidad al Espigó del Moll», dice el edil, remarcando que «la gente debe poder disfrutar de la vista de las embarcaciones». Ahora seguirán trabajando en el plan especial, y esperan tenerlo listo a dos años vista. «Supondrá una gran mejora para la zona y tendrá un impacto urbanístico muy importante para Salou, un cambio de arriba abajo», añade. 

El proyecto está todavía en fase muy inicial, por lo que no pueden concretar cuál será la cifra de inversión prevista. «Será muy importante. Pero también debe ser un proyecto viable. Hay que poder asumirla y tocar de pies en el suelo», insiste.

Por su parte, desde el Club Nàutic prefieren ser prudentes y no pronunciarse todavía hasta tener la certeza y la confirmación de que finalmente será así.

Unificar las dos concesiones

En los últimos meses se han producido varias reuniones entre las distintas partes implicadas para tratar el futuro del Club Nàutic Salou. En uno de estos encuentros, el Ayuntamiento –propietario del edificio– planteó a los responsables de Ports de la Generalitat la posibilidad de que las dos concesiones se juntaran en una. Y es que si la del edificio social acaba este 2018, la del puerto estará vigente hasta 2067. Pero esta decisión todavía deberá esperar. Sigue pendiente de la Llei de Ports.

Haber conseguido la prórroga da un poco de aire tanto al consistorio como a los actuales concesionarios de la entidad. Han conseguido no solo los dos años que pedían. Tendrán hasta cinco. La incertidumbre al menos ahora queda atrás.

Los últimos meses 

  • 9 de agosto. La junta del club pide formalmente la prórroga del contrato de explotación que tiene con el Ayuntamiento.
  • 26 septiembre. Reunión de la comisión mixta Ayuntamiento- Club Nàutic, donde se descarta la prórroga del contrato y se plantea la opción de las autorizaciones anuales.
  • 27 de noviembre. Reunión con la Generalitat donde se habla sobre la indefinición legal y la trayectoria del club. Plantean varias opciones.
  • 11 de diciembre. Reunión de la comisión estratégica para definir acciones a corto plazo.
  • 24 de enero. El pleno del ayuntamiento acuerda pedir la autorización para ocupar el edificio 24 meses más, para poder redactar el Pla Especial.
  • 4 de mayo. Territori notifica al consistorio y al club que le concede una prórroga de hasta cinco años.

Temas

Comentarios

Lea También