Más de Costa

Costa Cambrils

La policía desaloja en Cambrils a 200 jóvenes de una fiesta en un hotel

La mayor parte de los participantes incumplían las medidas anti Covid. El sábado la policía ya había actuado en el mismo lugar por un botellón en el parking. El establecimiento donde se celebraba fue expedientado en verano.

FRANCESC JOAN

Whatsapp
El hotel publicitó la fiesta en su propio perfil de Instagram. 
FOTO: INSTAGRAM

El hotel publicitó la fiesta en su propio perfil de Instagram. 
FOTO: INSTAGRAM

La policía local de Cambrils y agentes de Mossos d’Esquadra desalojaron este domingo por la tarde a alrededor de 200 jóvenes de una fiesta que se celebraba en un conocido establecimiento hotelero de la localidad por incumplir, la mayor parte de sus participantes, las medidas antiCovid.

Los agentes se personaron en el hotel en plena fiesta, advertidos del elevado número de personas que se congregaban en el recinto. Había comenzado a las 17.00 horas y estaba programada hasta las 23.00 h., con un DJ pinchando música en directo.

Una vez dentro del local decidieron disolver el evento al comprobar que la gran mayoría de los jóvenes no llevaban las mascarillas obligatorias ni cumplían con las distancias de seguridad, ni en el interior ni tampoco en el exterior y la zona de piscina.

Según ha podido saber el Diari, varios de los asistentes a la fiesta presentaban síntomas más que evidentes de haber consumido elevadas cantidades de alcohol y otras sustancias. De hecho, tres de los participantes tuvieron que ser trasladados en ambulancia hasta el CAP de Cambrils debido a su estado.

Los agentes levantaron acta de lo sucedido y del incumplimiento de las medidas antiCovid que siguen activas dentro de los protocolos que estipula el Procicat.

El propio establecimiento, situado al pie de la autovía A-7, dentro del término municipal de Cambrils, había publicitado la fiesta a través de su propio perfil de Instagram.

De hecho su publicación seguía visible hasta este lunes. ‘Super fresh’. ‘Calienta que sales’ fue el mensaje con el que se promocionó el evento bajo el rótulo de la fecha, domingo 9 de mayo, y del horario de celebración.

Se da la circunstancia que el día anterior a esta fiesta, el sábado, agentes policiales ya habían disuelto en el parking y alrededores del mismo local un botellón entre jóvenes que ‘celebraban’ que ese día finalizaba el estado de alarma.

Los agentes ya habían levantado un acta a este mismo establecimiento el pasado verano por una fiesta ilegal.

Precisamente para evitar los «botellones y fiestas ilegales», las asociaciones del sector del ocio nocturno han exigido que se canalice la actividad nocturna mediante establecimientos adecuados que garanticen todas las garantías sanitarias que establezca este plan sectorial para evitar contagios.

Ayer un centenar de trabajadores y empresarios del sector en Catalunya se concentraron en la plaza Sant Jaume de Barcelona para pedir la apertura del sector, cerrado desde marzo de 2020, y un plan de ayudas para paliar las pérdidas por las restricciones decretadas a raíz de la pandemia.

Temas

Comentarios

Lea También