La presión vecinal consigue la reparación de filtraciones de un edificio en Vila-seca

El inmueble tenía problemas de humedad  desde su estreno, en 2011, y empeoraba en días de lluvia intensa. La insistencia de los inquilinos y la voluntad de InmoCaixa han resuelto el problema

Jordi Cabré

Whatsapp
El antes y el después de las mejoras en el edificio. FOTO: Alba Marine

El antes y el después de las mejoras en el edificio. FOTO: Alba Marine

En la Via Màxima de Vila-seca se levantaron hace más de una década dos edificios promovidos por InmoCaixa, empresa que pertenece a CriteriaCaixa. En ambos bloques, de 15 viviendas cada uno, y por sorteo, se fueron entregando las llaves a partir de 2011 en régimen de alquilar social.

En los dos edificios, en días de lluvia y posteriores, empezaron a salir manchas de humedad en el hall, rellanos y en el interior de viviendas. En algunas, aseguran los vecinos, el agua bajaba casi en cascada. No solo por lluvia, también ocurría cuando alguien usaba la ducha en el piso superior.

A medida de que aparecieron estas anomalías, los vecinos se pusieron en contacto con InmoCaixa, responsable del mantenimiento. En algunos casos asumieron las reparaciones, en otras ocasiones argumentaron que el problema era de cada seguro particular y que los afectados debían gestionar la incidencia con su tomador del seguro.

Esta situación terminaba con la presencia del técnico del seguro particular que tres revisar la mancha de humedad o los daños provocados por ella veía que el problema no era entre pisos sino que iba más allá, en la propia estructura del edificio. El problema persistía en un bucle sin solución en busca de quién debñía subsanar las deficiencias.

Con estas han pasado 9 años y los problemas han ido socavando la moral de los vecinos, que lejos de rendirse han seguido insistiendo en las carencias del inmueble y pidiendo una solución.

«Lo que pedimos es que los problemas que son competencia de Inmocaixa los asuman y que no estemos dando vueltas y alargando la situación porque los perjudicados somos nosotros», coinciden en señalar varios vecinos afectados. Y han hallado respuesta en InmoCaixa, que de hecho ya estaría en vías de poner una solución definitiva a los problemas.

Reparaciones en un mes

Las humedades existentes en un gra número de pisos y en las zonas comunes estarían ya arregladas, según informaron ayer fuentes de InmoCaixa. Desde el pasado 22 de octubre en la que los vecinos enseñaron al Diari las carencias hasta fecha de ayer, las manchas de humedad han desaparecido.

Fuentes de InmoCaixa afirman ser conscientes de los problemas que había en estos dos edificios de Vila-seca y que en función de si era o no de su competencia se actuaba. Los vecinos consideran que muchas de las reparaciones de este último mes podrían haberse ya finalizado mucho antes.

InmoCaixa ha verificado que el problema de las filtraciones en los pisos estaba en la estructura del edificio y el agua terminaba sobrepasando las duchas y dañando el techo del piso inferior. Ahora están casi todas cambiadas. Además, se han pintado los techos particulares y las zonas comunes confiando en que el problema esté zanjado

Temas

Comentarios

Lea También