Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La prueba de lector de matrícula que asustó a Cunit

El Ayuntamiento descarta, de momento, instalar un dispositivo de control de placas

José M. Baselga

Whatsapp
El radar enfocaba a la carretera C-31.

El radar enfocaba a la carretera C-31.

Un aparato de radar enfocado a la C-31 durante unos días en Cunit levantó la expectación de muchos vecinos que temían que fuese un dispositivo instalado por el consistorio para cazar a los conductores con exceso de velocidad.

Los vecinos han denunciado reiteradamente el exceso de velocidad a la que circulan algunos conductores por la travesía de la C-31 y reclaman que se tomen medidas para evitarlo. En esa carretera por el centro urbano ya han ocurrido numerosos atropellos.

Sin aviso
Pero cuando han visto el aparato de radar han saltado las alarmas y han criticado no haber sido avisados. Sin embargo sólo ha sido una prueba del sistema conocido como License Plate Recognition (LPR). Entre otras aplicaciones ese dispositivo identifica matrículas.

El radar señalado por los vecinos.


El objetivo es la seguridad. El programa activa una alarma en el caso de leer una matrícula que pueda tener interés policial al tratarse de placas denunciadas o implicadas en hechos delictivos. El dispositivo también sirve para cuantificar la circulación que pasa por un punto donde se coloca de manera que permite realizar estadísticas de congestión y circulación.

Congreso Localtic
El radar que ha levantado expectación lo ha instalado como prueba la Enetelecom con motivo del congreso Localtic que ha acogido la localidad sobre la aplicación de las nuevas tecnologías en las ciudades. El concejal del área, Xavier Salvadó, ha negado que se trate de un radar fijo para cazar el exceso de velocidad, aunque también manifiesta que «no iría mal implantar más controles de velocidad para lograr más seguridad».

«Ha sido una prueba de control que debe aumentar la seguridad». Las imágenes que ha captado el radar durante los últimos días sólo han tenido el objetivo de realizar una prueba y no ha habido grabación.

Los vecinos piden más seguridad en la C-31.

Desde el Ayuntamiento señalan que no está previsto, al menos a corto plazo, que se instale un sistema de control de matrículas, pero lo realizado en los últimos días era una demostración para los asistentes al congreso de nuevas tecnologías. Aunque quizás sí  que sería necesario un dispositivo para evitar el exceso de velocidad en la travesía.

El Ayuntamiento de Cunit también ha descartado que tenga la intención de colocar un radar fijo de control de velocidad en la travesía de la carretera C-31. El concejal de Seguridad Ciudadana del consistorio, Ivan Faccia, pone de relieve que los controles en este sentido se mantendrán, pero que lo harán con el radar móvil de la Policía Local.

En todo caso, cuando comienza la época donde se concentra más volumen de tráfico en la C-31 por Cunit y Segur de Calafell no se ha relizado la obra prevista para intentar evitar accidentes en esta carretera.

Temas

Comentarios

Lea También