Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las del CAP de Segur son las últimas bandas reductoras de velocidad en Calafell

El Ayuntamiento descarta poner más y optará por señales que indiquen la velocidad a la que se va
Whatsapp
Los últimos reductires se han colocado en la zona del nuevo CAP de Segur.

Los últimos reductires se han colocado en la zona del nuevo CAP de Segur.

El Ayuntamiento de Calafell ha colocado bandas para intentar reducir la velocidad a la que circulan muchos conductores por la avenida Espanya, una de las principales del núcleo de Segur de Calafell.

Sin embargo desde el Consistorio explican que serán de los últimos que se colocarán en el municipio ya que se considera que no cumplen con el objetivo de reducir la velocidad en las calles.

Vuelven a acelerar
El concejal de Vía Pública, Juan José García (PP), explica que «cuando el conductor pasa por la banda vuelve a acelerar, por lo que sólo son efectivos en el punto donde se colocan».

Por eso se han puesto en ese punto de la avenida Espanya, ya que es donde se ha construido el nuevo centro de asistencia primaria (CAP) de Segur. «Pero para el resto del municipio se han de buscar otras alternativas que contribuyan a reducir la velocidad».

Mucho ruido
A pesar de que muchos vecinos piden reductores de velocidad en las calles en las que más se corre, desde el Ayuntamiento explican que «a los pocos días de colocarlos, los mismos vecinos piden que se retiren por el ruido que generan».

La alternativa que plantea el Ayuntamiento es la colocación de semáforos que avisan al conductor de la velocidad límite y a la que está circulando. Pese a no haber reductores físicos, esa señalización se ha demostrado psicológicamente efectiva para que el  conductor levante el pie del acelerador. Además se completará esa señalización con el uso del radar.

Presupuesto
El equipo de gobierno está preparando los presupuestos del próximo año y ya ha pedido precios de estas señales para colocarlas en las zonas más conflictivas.

Paralelamente se mantiene la retirada de los badenes de cemento que todavía quedan por el municipio y que incumplen toda normativa de seguridad vial además de causar daños en los vehículos.

Cebra elevados
Otra cosa son los pasos de cebra elevados que tienen una plataforma de al menos metro y medio y que resultan muy efectivos como el que hay a la salida de la estación de Renfe. El concejal García señala que este modelo de paso de cebra elevado «está pensado para puntos en los que hay un gran paso de personas pero no para extenderlo a todas las calles».

En cuanto a movilidad también señala que se plantea la colocación de un semáforo en la avenida Jaume Soler para regular el cruce con la Carrerada d’en Ralet ya que es un punto de mucha concentración de vehículos.

Temas

Comentarios

Lea También