Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las principales atracciones de Ferrari Land, fuera de servicio durante horas

El acelerador vertical Red Force ha estado inoperativo toda la mañana, así como las torres de rebote y algunos simuladores

Iván Alcalá

Whatsapp
Colas a las puertas de la oficina de atención al cliente de Ferrari Landa. Foto: @cesaram15

Colas a las puertas de la oficina de atención al cliente de Ferrari Landa. Foto: @cesaram15

Este martes se ha vivido una jornada caótica en las instalaciones de Ferrari Land. Las principales atracciones del nuevo parque de atracciones, incluido el acelerador vertical Red Force, han permanecido fuera de servicio durante toda la mañana y buena parte de la tarde. Aun así, las puertas del parque han estado abiertas todo el día y las colas se han trasladado a la oficina de atención al visitante, que ha recibido decenas de reclamaciones.

En el quinto día tras su apertura, los problemas operativos han provocado colas de más de tres horas en las pocas atracciones que han estado en funcionamiento. Todo ello ha ocasionado que muchos clientes abandonaran el parque ya en las primeras horas de la mañana. Como alternativa, la compañía les ofreció una entrada a PortAventura Park para pasar el resto del día.

Desde PortAventura World han negado estos problemas operativos y aseguran que «el parque ha funcionado. Ha sido una apertura normal, aunque ha podido haber alguna parada técnica». Sobre la solución que ofrecen a los clientes afectados, desde el resort remarcan que «atención al cliente trata cada caso de manera personalizada».

Fernando López, que ha viajado desde Madrid esta Semana Santa junto a su mujer y sus dos hijas a PortAventura, explica al Diari de Tarragona que «ha sido un caos absoluto. La gente estaba muy crispada. Hasta la una de la tarde no ha arrancado Red Force, que es por lo que venimos todos, y ha llegado un momento en que no funcionaban cinco de las atracciones. Cuando estábamos en la cola del acelerador, se ha vuelto a parar».

Pero además de los parones, Fernando critica que «hemos hecho tres horas de cola en el circuito de coches para niños, cuando en la entrada decía que eran 50 minutos, pero sólo funcionaban tres o cuatro. En uno de los simuladores nos han tenido encerrados una hora esperando a que nos dieran paso, con la gente tirada por el suelo... ha sido lamentable».

Jornada caótica la que se vivió ayer en las instalaciones de Ferrari Land. Las principales atracciones del nuevo parque de atracciones, incluido el acelerador vertical Red Force y las torres de rebote, permanecieron fuera de servicio durante toda la mañana y buena parte de la tarde. Aun así, las puertas del parque estuvieron abiertas todo el día y las colas se trasladaron a la oficina de atención al visitante, que recibió decenas de reclamaciones.
En el quinto día tras su apertura, los problemas operativos provocaron colas de más de tres horas en las pocas atracciones que estuvieron en funcionamiento. Todo ello ocasionó que muchos clientes abandonaran el parque ya en las primeras horas de la mañana. Como alternativa, la compañía les ofreció una entrada a PortAventura Park para pasar el resto del día.
Desde PortAventura World negaron estos problemas operativos y aseguraron que «el parque ha funcionado. Ha sido una apertura normal, aunque ha podido haber alguna parada técnica». Sobre la solución que ofrecen a los clientes afectados, desde el resort remarcaron que «atención al cliente trata cada caso de manera personalizada».
Fernando López, que ha viajado desde Madrid esta Semana Santa junto a su mujer y sus dos hijas a PortAventura, explicó al Diari de Tarragona que «ha sido un caos absoluto. La gente estaba muy crispada. Hasta la una de la tarde no ha arrancado Red Force, que es por lo que venimos todos, y ha llegado un momento en que no funcionaban cinco de las atracciones. Cuando estábamos en la cola del acelerador, se ha vuelto a parar», relata.
Pero además de los parones, Fernando critica que «hemos hecho tres horas de cola en el circuito de coches para niños, cuando en la entrada decía que eran 50 minutos, pero sólo funcionaban tres o cuatro. En uno de los simuladores nos han tenido encerrados una hora esperando a que nos dieran paso, con la gente tirada por el suelo... ha sido lamentable». 

Incluso a la hora de interponer la reclamación, «ha habido colas todo el día y se han quedado sin hojas de reclamación. Al final nos han dicho que nos pueden dar una entrada para venir otro día», cuenta. De hecho, en la oficina de atención al visitante se han vivido algunos momentos de tensión con clientes que reclamaban el retorno del dinero de sus entradas.

Muchos otros visitantes trasladaron sus quejas a las redes sociales. «Poned una cola Express en atención al visitante de Ferrari Land  para las quejas premium. Se os acumula la faena», decía un comentario en Twitter. «Ferrari Land, donde no funciona ninguna atracción la fila más larga es las de reclamaciones», apuntaba César Ramos. «Si no estáis preparados, no abráis. Fallos técnicos tres días después de la inaguración. Tres atracciones en uso», exponía Natalia Simón.

Muchos otros visitantes trasladaron sus quejas a las redes sociales. «Poned una cola Express en atención al visitante de Ferrari Land  para las quejas premium. Se os acumula la faena», decía un comentario en Twitter. «Ferrari Land, donde no funciona ninguna atracción la fila más larga es las de reclamaciones», apuntaba César Ramos. «Si no estáis preparados, no abráis. Fallos técnicos tres días después de la inaguración. Tres atracciones en uso», exponía Natalia Simón

Temas

  • COSTA

Lea También