Costa Ferrocarril

Los ciudadanos habilitan pasos entre las vías para acceder fácilmente a la playa

Cambrilenses y turistas cruzan los raíles del tren para ir y volver de la playa sin miedo, ahora que ya no hay circulación fija de convoyes y las barreras han desaparecido

ANDREA BARCELÓ

Whatsapp
Momento en que un peatón cruza la vía por un paso no seguro. FOTO:  ALFREDO GONZÁLEZ

Momento en que un peatón cruza la vía por un paso no seguro. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El pasado 13 de enero el histórico trazado ferroviario de Cambrils quedó en desuso y las barreras metálicas desaparecieron dejando libre definitivamente el paso a los peatones.

Gracias a la creación de la nueva variante del Corredor del Mediterráneo, Adif desconectó los once pasos a nivel que se encontraban a lo largo del tramo, retirando las barreras y postes que permitían el paso a viandantes y vehículos.

La empresa alertó con anterioridad a la población sobre la circulación continua y sin horario fijo de los trenes que trabajan en las labores de desmantelamiento de la infraestructura, pero estos seguían paseando por las vías y sus alrededores.

Ahora en verano, tanto cambrilenses como turistas necesitan cruzar los raíles para dirigirse a la zona de playa, y aún existiendo pasos habilitados por encima y por debajo de las vías, son muchos los que pasan de un lado a otro por pasos que ellos mismos han construido y sin tener cuidado, la mayoría sin siquiera saber que circulan trenes sin horario fijo para desmantelar la infraestructura.

Tampoco sin ser conocedores del riesgo que comporta, muchos ciudadanos no ven necesaria la creación de pasos provisionales y agradecen la desaparición de las barreras, que según aseguran les quitaban mucho tiempo a la hora de cruzar al otro lado de la vía.

«Hay pasos a lado y lado de la vía por casi todas partes; es más cómodo y rápido pasar por ellos. Admitiré que nosotras pasamos sin mirar, la verdad, porque nos dijeron que ya no circulan trenes y creíamos que ahora ya era seguro. No sabíamos que pasaban algunos para desmantelar la vía», aclaran dos vecinas de Vilafortuny.

Además, el Ayuntamiento no tiene constancia de ninguna petición concreta por parte de los habitantes para abrir pasos provisionales a lo largo del tramo.

Sin embargo, sí hay necesidad de desmantelar lo más rápido posible las vías para eliminar la barrera arquitectónica que suponen, ahora que ya no transita ningún convoy.

Soluciones provisionales

Poblaciones como Mont-roig del Camp han construido pasos provisionales nuevos sobre la antigua vía para mejorar la circulación en la zona, tanto para peatones como para vehículos, por la inexistencia de pasos seguros hacia las zonas de playa.

A pesar de ello, el Ayuntamiento de Cambrils asegura no tener la necesidad de construir ningún paso provisional hasta que no desmantelen por completo las vías, ya que no tienen tramos tan largos sin paso. «Cambrils tiene muchos más pasos por encima y por debajo de la vía en comparación con otras poblaciones como Mont-roig. Tenemos pasos para viandantes y vehículos en Mas Clariana, Vilafortuny, els Quatre Camins y Cambrils Badia, por ejemplo. No nos es necesario crear ninguno más», aseguran.

Además, hay que tener en cuenta que tanto el terreno de la vía como la competencia pertenecen a Adif, y es necesaria su aprovación para cualquier proceso.

Más allá de las posibles actuaciones provisionales, el Ayuntamiento cambrilense está trabajando en la redacción de un proyecto para cuando desaparezca definitivamente la infraestructura ferroviaria. El objetivo del proyecto es unir las calles de lado a lado de la vía y marcar la alineación entre los edificios que se encuentran a lo largo del tramo.

De todos modos, tanto las posibles actuaciones estratégicas en las calles colindantes como la supresión de las barreras que aún actúan como muro de separación entre barrios, dependerá de cuando esté desmantelada por completo la vía.

Temas

Comentarios

Lea También