Más de Costa

Movilización para salvar un bosque de Cunit

Los ecologistas rechazan una nueva urbanización de 100 casas y naves

José M. Baselga

Whatsapp
Uno de los carteles colocados en el bosque.

Uno de los carteles colocados en el bosque.

Las plataformas SOS natura Cunit, Salvem la Plana del Castell y el grupo ecologista de El Vendrell (Geven) reactivan movilizaciones para la protección de una zona boscosa en la que está previsto levantar viviendas y naves.

Más allá de salvaguardar esa zona, conocida como de Miramar, los colectivos exigen modificar el Plan General, que data de 2006, y que consideran expansionista sin tener en cuenta espacios naturales y que la sostenibilidad y valor natural es un criterio que cada vez exige más la ciudadanía residente y la que busca un lugar para instalarse.

La urgencia sin embargo es esa zona de prevista urbanización, calificada en el Plan General como urbanizable, pero que hoy es un bosque al que van vecinos a pasear y practicar deporte, por lo que es un punto de encuentro en un entorno arbolado.

La zona es un área boscosa junto a las viviendas.


La plataformas llevan más de 2.000 firmas recogidas exigiendo la revisión urbanística que también tiene otro punto crítico de crecimiento en la Plana del Castell y donde los ecologistas reclaman su protección al ser una zona inundable y con especies de anfibios protegidas.

Los colectivos señalan que un Plan General que tiene 15 años y redactado con criterios ya muy expansionistas es hoy «insostenible social, económica y medioambientalmente en la actual situación de emergencia climática».

Los vecinos han colocado cajas nido.

El próximo domingo SOS Natura Cunit habrá una movilización que debería tomar el pulso de la implicación vecinal.  La concentración será a las once de la mañana en la rotonda de la C-31 de la gasolinera Repsol.

La acción tiene como principal objetivo parar la tala de una zona de 91.00m2 para una promoción inmobiliaria. El Ayuntamiento ya manifestó que la zona está calificada como urbana y que impedirlo obligaría a elevadas indemnizaciones para los promotores que han pedido desarrollarla aunque estaba pendiente desde 2007. Hay previstas un centenar de viviendas, además de actividades económicas en una superficie de unos 100.000 metros cuadrados. 

Pancartas contra la urbanización.

Esa zona boscosa es un símbolo de la lucha ecologista en Cunit. Los vecinos ya han realizado acciones como una limpieza, instalado cajas nido o un estudio de las especies que la habitan. Destacan que es un espacio natural urbano en el que pueden encontrarse numerosas especies de fauna y flora, algunas protegidas, como el erizo moruno o las aves gavilán, ratonero común, chotacabras o la alondra.

Las plataformas que convocan a la concentración destacan la necesidad de que sea masiva para mostrar la apuesta por un nuevo Plan General con procesos de participación ciudadana. Reclaman que debe apostar por la sostenibilidad ya que el actual modelo lleva a la suburbización, además de que en el municipio hay centenares de viviendas vacías.

Recogida de firmas.

Además los recomendados nuevos modelos urbanísticos pasan por crear refugios climáticos cercanos a las viviendas y en el interior de áreas urbanas. Así esa zona debería actuar como un área de sombra, de corredor de biodiversidad y que absorba las emisiones que se generan en la propia ciudad.

Los ecologistas señalan que un primer paso es salvar el bosque de Miramar que ya ha sido escogido por los ciudadanos como zona de esparcimiento. Añaden que la zona es un bosque de pino mediterráneo «catalogado como Hábitat de Interés Comunitario» y hay  ejemplares de palmito, la única palmera autóctona de Europa y que está entre las especies de flora amenazada de Catalunya.

Mira las especies localizadas en la zona:

Temas

Comentarios

Lea También