Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Multan al presidente vecinal de La Pineda por tener la música alta en el balcón

Antonio Lleonart justificó que no molestaba a nadie y que era una fiesta para los vecinos. La multa alcanza los 600 euros

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de gente en el balcón.

Imagen de archivo de gente en el balcón.

El presidente de la Asociación de Vecinos de La Pineda, Antonio Lleonart, fue multado el viernes por la tarde por la Policía Local de Vila-seca por tener la música muy alta desde su balcón de la calle Marcos Redondo y desobedecer al agente cuando éste le pidió que cesara la actividad. Él niega los hechos y sólo admite que tiene una multa sin firmar que le entregó el agente en mano.

El equipo de sonido compuesto por un ordenador y dos altavoces se oía en un radio de más de 200 metros y en la comisaría de la Policía Local de Vila-seca entraron algunas llamadas de quejas.

Uno de los agentes que patrullaba por el paseo Pau Casals escuchó la música y se acercó hasta la fuente del sonido. Desde la calle pidió al titular del equipo de música que lo apagara y que se identificara.

Lleonart dice que el agente se personó debajo de su balcón al recibir que había quejas y que su trato «no fue el más adecuado». Le pidió el DNI y el vecino asegura que se lo entregó sin alzar la voz, versión que contradice a la del policía.

El agente pidió al vecino, Antonio Lleonart, que apagara la música, puesto que había habido quejas. El presidente vecinal de La Pineda hizo caso omiso al requerimiento del agente. El policía se dirigió a la motocicleta policial con el objetivo de coger el boletín de denuncias. Lleonart dice que terminó la canción y la música cesó y que ya no la puso más.

Se le entregó una sanción por valor de 600 euros. El presidente ya dijo en voz alta que se negaba a pagarla e incluso recriminó la actitud del agente policial. Lleonart explica que llamó al responsable político de la Policía Local, el edil Josep Toquero, para quejarse. No firmó la denuncia y ya ha presentado recurso y tiene testigos que avalan su versión de la historia.

El agente también hizo constar en su informe de que no había vecinos en ese momento y que no se justificaba la música tan alta en el balcón de la calle Marcos Redondo.

Fuentes policiales han explicado que la franja de las 19.45 a las 20.30 horas hay permisividad para poder aplaudir o poner música en los balcones, pero siempre con un volumen razonable para la gente que está alrededor. 

Temas

Comentarios

Lea También