Más de Costa

Prisión provisional sin fianza para un hombre acusado de matar a su pareja en Cambrils

El detenido tenía una orden de alejamiento sobre la víctima

ACN

Whatsapp
Imagen de archivo de la entrada de los juzgados de Reus. Foto: A.M.

Imagen de archivo de la entrada de los juzgados de Reus. Foto: A.M.

El juzgado de violencia sobre la mujer 1 de Reus ha decretado prisión provisional sin fianza para un hombre detenido como presunto autor de la muerte de su pareja, el pasado viernes en Cambrils. Según recoge el auto, la víctima y el detenido discutieron en el domicilio de la mujer, donde él residía a menudo. Tras la discusión, el arrestado se fue a un bar y estuvo dos horas. Después regresó a casa y se pelearon de nuevo. El hombre se marchó solo a un camping cercano, de la zona de l'Ardiaca, y no fue hasta la tarde que decidió volver al domicilio y alertó al Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) que la mujer estaba en el suelo, "muy fría, morada y sin reacción". El detenido tenía una orden de alejamiento sobre la víctima.

Según describe el auto, tras una primera discusión, alrededor del mediodía, el detenido se marchó a un bar donde estuvo dos horas, de las dos hasta las cuatro de la tarde, como ha comprobado la investigación policial a través de las cámaras de videovigilancia. Hacia las cinco de la tarde tomó un bus y regresó al domicilio de la mujer para recoger las pertenencias personales, pero hay indicios de que la agredió durante una segunda discusión. Como consta en el informe forense preliminar, el cadáver de la víctima presenta signos de ahogamiento, aunque no se ha podido determinar "con certeza" que ésta sea la causa de la muerte y ha quedado pendiente de pruebas adicionales que han solicitado los médicos forenses.

Uno de los testigos, vecino de la víctima, declaró que sobre las cinco de la tarde sintió un gemido y un ruido seco en el suelo "como si algo cayera". El acusado negó ante el juez que durante la discusión de la tarde él agrediera a la mujer, pero no pudo dar "una explicación razonable" de por qué la víctima tenía lesiones en la cara. En este punto del interrogatorio, el detenido declinó seguir contestando a las preguntas del juez.

El magistrado ve suficientes indicios de criminalidad y señala que el detenido infringió la orden de alejamiento que tenía sobre la víctima. Considera que el detenido tuvo "tiempo suficiente", entre las cinco y las cinco y media de la tarde, para provocar la muerte de la víctima, periodo en el que reconoce que estuvo en el domicilio de la mujer. En su declaración, el hombre asegura que tras la segunda discusión se fue a un camping cercano, donde dijo haber estado hasta media de la tarde, y que fue entonces cuando llamó a la expareja para explicarle la discusión y comentó que la víctima no le contestaba los mensajes, por lo que decidió volver a casa y la encontró muerta.

En cambio, según el auto, el arrestado se habría quedado en el domicilio de la víctima y habría llamado a la ex pareja para explicarle qué había pasado y para pedirle consejo sobre cómo actuar a partir de ese momento. El juez considera que el hombre dejó pasar unas horas hasta llamar al SEM para que el cuerpo estuviera frío y poder simular que la había encontrado muerta cuando llegó a esa hora. El caso se ha conocido a raíz del ingreso del detenido en prisión preventiva. Fuentes de Mossos han asegurado a la agencia ACN que el cuerpo no mostraba este supuesto crimen de violencia de género porque no había suficientes indicios de muerte violenta para atribuir el homicidio al investigado, si bien fue detenido con relación a la orden de alejamiento sobre ella.

El juez, por el contrario, destaca "signos de sofocación" en el cadáver, como una posible causa de la muerte. A partir de aquí, el juez ha considerado necesaria la medida en ver riesgo de fuga y la gravedad de los delitos -rotura de condena, maltrato en el ámbito familiar y homicidio. El mismo investigado ha reconocido que a veces dormía en la calle o en la playa y que, sin un domicilio habitual, fijo y estable, y sin otros vínculos familiares conocidos, a menudo vivía en la casa de la víctima, a pesar del orden de alejamiento, según recoge el auto judicial.

Temas

Comentarios

Lea También