Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Urbanismo

Salou modifica el POUM para limitar los locales y clubes de cannabis

Este tipo de establecimientos deberán ubicarse a un mínimo de medio kilómetro de centros educativos, sanitarios, asistenciales o equipamientos deportivos. La normativa es restrictiva y busca «evitar efectos negativos y molestias»

M. Just

Whatsapp
Imagen de la calle Barbastre, donde se cerró uno de los últimos locales en 2016. FOTO: A. Mariné / DT

Imagen de la calle Barbastre, donde se cerró uno de los últimos locales en 2016. FOTO: A. Mariné / DT

Salou lleva tiempo trabajando para restringir la presencia de locales, asociaciones y clubes de cannabis. El Ayuntamiento quiere evitar que se instalen por todo el municipio. Y minimizar las molestias que puedan ocasionar a los vecinos. De hecho, hace poco más de tres años Salou era precisamente una de las ciudades de la provincia con un mayor número de clubes cannábicos. Un escenario que ha cambiado por completo. Y es que en este caso, los grupos municipales van a una. Quieren limitarlo. La tramitación empezó como un acuerdo en el pleno municipal del 5 de octubre de 2016. Y ahora llega a su fin.

El Ayuntamiento aprobó la modificación del Pla d’Ordenació Urbanística Municipal (POUM) relativa a la limitación y regulación específica de las condiciones urbanísticas para la ubicación de locales de clubes y asociaciones cannábicas. Un punto que pasó ayer por la Comissió d’Urbanisme de Tarragona (CUT). El trámite que faltaba para poder cerrar el círculo.

La propuesta fija un régimen de distancias entre los locales, así como varias condiciones de seguridad, salubridad e higiene para el ejercicio de esta actividad

Según señalan fuentes municipales, la propuesta, desarrollada por el Servei Administratiu Territorial, fija un régimen de distancias entre los locales «para poder evitar posibles efectos negativos o perjudiciales y, en consecuencia, molestias a los vecinos». También define varias condiciones de seguridad, salubridad e higiene para el ejercicio de esta actividad. «En ningún caso se pretende la prohibición o imposibilidad del desarrollo del derecho de asociación (...), sino que lo que se hace es su delimitación territorial y regulación para hacerla compatible con el resto de actividades y usos», señala la normativa.

Lejos de la zona más transitada

Según la nueva normativa, el uso de club social o asociación de cannabis se podrá implantar en puntos alejados de la zona de concentración urbana, y como mínimo a 500 metros de los centros educativos, centros sanitarios, asistenciales, equipamientos deportivos, espacios públicos con juegos infantiles y las sedes municipales. También se prohibe una actividad de este tipo a medio kilómetro de cualquier lugar donde esté prohibido fumar, como por ejemplo centros y galerías comerciales. Tampoco se podrán instalar en zonas donde se admitan actividades musicales, ni cuando esté colindante a una actividad tipificada como recreativa.

La distancia entre los distintos clubes deberá ser de un mínimo de 800 metros. Su aforo es limitado –no más de 250 personas– y no podrán hacer publicidad de sus actividades, ni con cartelería, ni en formato papel ni electrónico.

Las ubicaciones previstas

Las zonas donde Salou permitirá instalar clubes cannábicos se hallan lejos del núcleo más transitado. La idea es tenerlas muy concentradas y, aunque en un inicio se había contemplado la opción de que pudieran ubicarse en la zona de Covamar, a través de una alegación también se excluyó. Los tres espacios serán:

  • Sector 03. En la zona noreste del municipio, alejada del epicentro turístico.
  • Sector 04. También en la zona norte de la localidad.
  • Rambla del Parc. En el noroeste de Salou, cerca de la salida en dirección Reus.

Temas

Comentarios

Lea También